Inicio Artículos Ilegalizar a la Oposición

Ilegalizar a la Oposición

849
2
Compartir

El estadio de fútbol, en este caso el Calderón, tiene más representatividad que el propio Congreso de los Diputados. La politización del deporte llena los telediarios y las banderas son el asunto en cuestión. En mi opinión, no son las banderas ni el deporte, es la politización que hace el Partido Popular (PP) de todo lo que le parece mal.

La noticia vuelve a saltar a la palestra cuando la delegación del Gobierno central en Madrid decide prohibir las banderas independentistas de Cataluña en la final de la competición. Ahí está el problema. No es una medida que vaya en contra de politizar el deporte, puesto que todo deporte de masas, una vez que es considerado como tal y permite su acceso a todas las clases sociales, está politizado. Pensar que un campeonato que se llama “Copa de su majestad el Rey” es algo neutro es estúpido.

El problema viene cuando el Partido Popular (PP) vuelve a usar las instituciones y el poder político, en funciones, para atacar políticamente a una ideología o la manifestación de un conflicto social y político vigente en España. El conflicto independentista existe y negarlo es ser hipócrita. Puesto que la prohibición es preventiva y eso nos lleva a pensar que el Gobierno prevee la exhibición de banderas, cánticos y pitadas correspondientes al himno de España. ¿Estamos ante una criminalización preventiva del pensamiento independentista? ¿Es delito ser independentista?

Eso es lo que pretende el Partido Popular (PP). Pretenden que la sociedad española se polarice aun más en favor de sus postulados conservadores y de cerrajón político. La exhibición de banderas independentistas no es incitar al odio y la violencia, pero prohibir preventivamente su exhibición sí que lo es. Se está criminalizando la libertad de expresión de aquellos que no sabemos todavía si actuarán así. Seguramente, tras los hechos acaecidos, el número de banderas independentistas y los pitidos al himno de España se hagan más numerosos y atronadores el domingo. No señalen a los independentistas, señalen al Partido Popular (PP) que es el que agrede preventivamente y genera la algarabía.

No puede ser que en pleno siglo XXI, los agentes de policía tengan la orden gubernamental de registrar en la puerta de un estadio de fútbol a aquellos hinchas para examinar y requisar, si fuese necesario, banderas que reflejan un sentir popular mayoritario o, al menos, de peso en una región. Por supuesto que yo me posiciono en contra de la exhibición de banderas nazis o franquistas puesto que tienen el Holocausto, la II Guerra Mundial y el asesinato de millones de personas a sus espaldas. Pero yo no veo ese odio y esa violencia en el movimiento independentista catalán y tampoco creo que la pitada al himno sea comparable al asesinato.

Es por eso que mi dedo señala y señalará al Partido Popular (PP) como una formación que criminaliza y prohíbe preventivamente todo rasgo de oposición o forma de pensamiento que vaya en contra de sus intereses conservadores. Es por eso que la culpa de la politización de esta final de Copa, de los titulares de prensa y del auge del independentismo catalán pertenece al Partido Popular (PP).

2 Comentarios

  1. Esto forma parte del electoralismo del pp, les interesa remover el cerebro de las masas aborregadas, no para que piensen, porque no piensan,sino para que opinen en las urnas, que coincidencia que este mismo día haya una manifestación-concentración de los nazis del HSM (Hogar Social de Madrid), y además autorizada. En el supuesto de existir incidentes la culpa la van a tener los seguidores catalanes, seguro, los nazis no, ya veremos cuanta vigilancia va a ver en las dos partes, porque posiblemente los nazis se vean estrategicamente protegidos por las fuerzas policiales del sistema, de esta manera el pp intentará capitalizarlo y sumar puntos.

  2. Tan superficial como lleno de clichés y desconocedor de Cataluña y de la corriente de fondo que impregna las libertades y derechos que sólo los nacionalistas pueden invocar y disfrutar, negando a los demás la totalidad de ellas. Profundamente miope.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here