Inicio Mundo Materialismo dialéctico y materialismo histórico (resumen).

Materialismo dialéctico y materialismo histórico (resumen).

199
0
Compartir

1, MATERIALISMO DIALÉCTICO:
El materialismo de Karl Marx: Desde que apareció la filosofía, con la explicación de la realidad como principal función, ésta se dividió en dos ramas principales, la rama idealista, que explica el mundo, la realidad, lo material, como un reflejo de las ideas, siendo éstas el origen de la realidad material y la rama materialista, que explica el mundo, la realidad, a partir de lo material siendo las ideas un reflejo de ésta en la forma superior de materia, el cerebro humano.
Dentro de la rama materialista, en la que Karl Marx ya mostraba bastante interés desde joven, hay dos teorías del conocimiento, el materialismo mecanicista (que se inscribe, al igual que el idealismo, subjetivo u objetivo, metafísico o dialéctico, en la etapa de conocimiento empírico-racional, siendo el idealismo la separación de la razón de lo empírico y el materialismo la unión de la razón con lo empírico) y el materialismo dialéctico (que se inscribe en la etapa de conocimiento teórico, que representa un salto cualitativo respecto a la etapa de conocimiento empírico-racional).
El materialismo mecanicista explica las cosas y los fenómenos, la realidad, de manera unilateral, concibiendo la realidad, el aspecto concreto en que se manifiesta ésta y que se trata de explicar, de manera aislada, sin relación con otras cosas y fenómenos, quedándose en la apariencia de los fenómenos sin explicar las causas de éstas. El máximo exponente del materialismo mecanicista es Feuerbach, de quien Marx toma el materialismo.
La clave que explica la diferenciación entre el materialismo mecanicista y el materialismo dialéctico es el movimiento, siendo la dialéctica el estudio del movimiento, concibiendo la realidad como un proceso en perpetuo movimiento. Hegel es la referencia de Karl Marx en este aspecto, pero Hegel era un filósofo idealista, Marx aplica la dialéctica al materialismo “poniendo a Hegel con los pies en el suelo´´ en palabras de Marx. La dialéctica de Hegel explica el movimiento como resultado del desarrollo de las contradicciones internas de algún fenómeno o cosa.
Para explicar las causas de las cosas y fenómenos de la realidad es esencial explicar el movimiento que da origen a éstos; la causalidad no es más que movimiento. El materialismo mecanicista concibe el movimiento como algo exterior a la materia, tendiendo ésta al reposo como rezan los postulados de la física positivista, o estando en reposo cuando ningún movimiento exterior afecta a ésta. Se presenta aquí una contradicción que los materialistas mecanicistas solucionan nada menos que en el idealismo, en Dios, porque, si el movimiento no es inherente a la materia, si no procede de la materia ¿de dónde procede?
Como se ve, el materialismo mecanicista no puede explicar la realidad al no poder explicar el movimiento (causalidad), limitándose a registrar los efectos sin explicar las causas de los mismo, los árboles les impiden ver el bosque, o lo que sería más representativo, el humo les impide ver el fuego.
Por el contrario, el materialismo dialéctico concibe el movimiento como algo inherente a la materia, como auto movimiento, resultado del desarrollo de las contradicciones internas de la materia.
Esta es la aportación de Karl Marx al materialismo, la aplicación de la dialéctica a éste, que permite el paso a un verdadero conocimiento de la realidad, sin separar la razón de lo empírico ni el movimiento de la materia.
En el materialismo de Karl Marx, el papel de la práctica ocupa un lugar esencial en el proceso de conocimiento, obteniéndose la teoría de la práctica para comprobarse en la práctica la veracidad del pensamiento, en un proceso dialéctico que permite cambiar la realidad, transformarla.
La dialéctica de Karl Marx: No es más que la dialéctica de Hegel. Presentaré a continuación los principios fundamentales de la dialéctica:
1, La contradicción es la unidad y lucha de contrarios.
2, El movimiento es el resultado del desarrollo de las contradicciones internas.
3, Los factores externos afectan a este desarrollo acelarándolo, o retardándolo.
4, En las contradicciones, un aspecto de ellas ocupa el lugar dominante, mientras que la otra el lugar dominado.
5, El cambio cualitativo es el resultado de la inversión de papeles en la contradicción, el aspecto dominado pasa a ser el dominante y el aspecto dominado pasa a ser dominante; este cambio de papeles, de posiciones de los contrarios en la contradicción es el resultado de la acumulación de cambios cuantitativos en la contradicción producto de la lucha entre contrarios.
6, Una contradicción es no antagónica cuando predomina la unidad relativamente pacífica sobre la lucha entre contrarios, y es antagónica cuando predomina la lucha sobre la unidad.
7, En una cosa o fenómeno con dos o más contradicciones, una de ellas ocupa el papel de contradicción principal, determinando a las demás, su carácter y desarrollo.
8, La contradicción se presenta de una manera concreta, y es en la particularidad de la contradicción donde se presentan los elementos comunes de la contradicción general, es decir, la contradicción sólo puede ser percibida en su particularidad, permitiendo la abstracción conocer la contradicción general partiendo de los elementos comunes, en resumen, abstracción de lo concreto a lo general.
2, MATERIALISMO HISTÓRICO:
El materialismo histórico de Karl Marx es la aplicación del materialismo dialéctico al estudio de las relaciones entre humanos, la sociedad, la economía, la historia…
Como materialista toma la explicación de los cambios en lo material que nos es más que la economía y, como materialista dialéctico explica los cambios por las contradicciones. Así, pues, llega a la conclusión de hacer la siguiente división de la práctica social:
1, La estructura económica; esto es, las relaciones del hombre con la naturaleza (fuerzas productivas) en la producción y las relaciones de los hombres entre ellos en la producción (relaciones de producción). Las fuerzas productivas determinan las relaciones de producción, correspondiendo a un determinado grado de desarrollo de las fuerzas productivas, determinadas relaciones de producción. Cuando el grado de desarrollo de las fuerzas productivas llega a un determinado salto cualitativo, producto de su desarrollo cuantitativo, entran en contradicción con las relaciones de producción abriendo una época de revoluciones sociales. Esta contradicción se manifiesta en un aspecto esencial de las relaciones de producción, la lucha de clases, determinada por la propiedad de una clase sobre los medios de producción.
2, La superestructura ideológica, política y jurídica; es reflejo y producto de la estructura económica. El estado es una superestructura política y jurídica producto de la lucha de clases, siendo el instrumento de represión de la clase dominante sobre la clase dominada. La superestructura ideológica es el reflejo ideológico de los intereses clasistas.
En la sociedad comunista, la estructura económica se encuentra en armonía consigo misma (el grado de desarrollo de las fuerzas productivas no se encuentran en contradicción con las relaciones de producción) y con la superestructura ideológica, política y jurídica, siendo el comunismo la resolución de todas las contradicciones, la etapa histórica en la que no hay contradicciones antagónicas en la práctica social.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here