Compartir

Los últimos estudios confirman que su destrucción puede ser unas 100 veces más frecuente

Astrónomos de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) han revolucionado el conocimiento sobre la periodicidad con la que los agujeros negros supermasivos destruyen estrellas.

Hasta el momento, los especialistas estimaban que ese fenómeno se producía cada 10.000 o 100.000 años por galaxia, pero las investigaciones indican que este ‘canibalismo estelar’ conocido como Eventos de Interrupción de Mareas (TDE, por su sigla en inglés) podría ser unas 100 veces más frecuente, informa ‘Nature’.

Esos científicos han detectado este acontecimiento en diferentes observaciones espectroscópicas de 15 galaxias ultraluminosas infrarrojas en un periodo de 10 años, un fenómeno que sugiere que se producen más TDE en galaxias con nacimientos de estrellas que en las demás.

James Mullaney, uno de los autores del estudio, asegura que esa tasa “aumenta drásticamente cuando las galaxias chocan” y que es probable que ese fenómeno se deba a que “las colisiones conducen a grandes números de estrellas cerca del agujero negro supermasivo central en las dos galaxias que se fusionan”.

Con esta información, esos investigadores han calculado que los TDE serán comunes en la Vía Láctea cuando se fusione con la galaxia Andrómeda, pero esa situación no tendrá lugar hasta dentro de alrededor de 5.000 millones de años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here