Compartir

El Gobierno de Damasco ha subrayado que negociará con una oposición ‘unificada’ ‎que represente a Siria y no los intereses de terceros países.‎

“Deberíamos poder negociar con una oposición unificada (…) Por tanto queremos un socio nacional, una oposición nacional que no secunde los dictados de agendas extranjeras, ni busque la ayuda de Israel ni de Turquía, ni actúe a favor de las agendas de inteligencia de Catar, Arabia Saudí, Jordania e Israel”, advierte este sábado el jefe de la delegación del Gobierno sirio en los diálogos de paz, Bashar al-Yafari.

Además, ha comentado que el único resultado que se ha logrado tras ocho días de encuentros en la recién terminada ronda de diálogos de paz en Ginebra, Suiza, es la promesa de seguir dialogando.

“Lo único que hemos conseguido en este encuentro ha sido un consenso sobre los puntos a tratar en próximas discusiones”, ha declarado Al-Yafari en una declaración que rebaja las expectativas despertadas por el enviado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Staffan de Mistura.

Ayer, tanto una parte de la oposición siria como De Mistura señalaron un principio de acuerdo sobre futuros diálogos a partir de cuatro puntos, es decir: la creación de un Gobierno de unidad, la redacción de una nueva Constitución, la celebración de elecciones libres y la lucha contra el terrorismo.

El funcionario sirio también ha informado de que los representantes de Damasco participarán en la próxima ronda de negociaciones de Astaná, que se celebrará a mediados de corriente mes de marzo.

“Sí que vamos a participar”, ha dicho a la agencia rusa de Sputnik, precisando que son cuatro las prioridades para las consultas en la capital kazaja.

“El cumplimiento de la tregua, la separación de los opositores armados de los terroristas, la vigilancia de la frontera con Turquía y la lucha contra el terrorismo”, ha precisado.

La crisis en Siria, que cumplirá seis años este marzo, ha dejado más de 400 000 muertos, de acuerdo a las estimaciones de las Naciones Unidas. También ha acabado con las infraestructuras y los centros históricos y culturales sirios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here