Compartir

El político se dirigió a los visitantes del centro recreativo Juras Varti en ruso, lo que ha supuesto un “desafío” a la ley vigente.

Según esta ley, los políticos deben hablar solo en la lengua estatal en eventos públicos. Si el evento es organizado por una institución municipal o gubernamental, se proporciona una traducción.

Al firmar el contrato con el Teatro Ruso de Riga, Lembergs dio un breve saludo en letón para luego hacer un breve discurso en ruso sin traducción. El público en la sala era ruso en su mayoría.

Como el Centro de la Lengua Estatal ha comenzado la investigación del caso, por ahora no puede proporcionar detalles.

La multa por una violación de este tipo es de entre 35 y 70 euros, y en el caso de repetir la ofensa, 140 euros y se aplica al organizador del evento y no al delincuente.

Anteriormente, Nils Usakovs, alcalde de la capital letona de Riga, había sufrido las acciones del Centro de Lengua Estatal. A los expertos del Centro no les gustó que el alcalde hablase con unos alumnos escolares en ruso. Tampoco se vio con buenos ojos su comunicación en ruso por el Día de la Victoria el 9 de mayo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here