Compartir

Fuerzas populares iraquíes aseguran que EE.UU. abrió su paraguas para facilitar la huida del líder y otros cabecillas de Daesh ante los avances antiterroristas en Mosul.

“Los estadounidenses han ayudado en el traslado de Al-Bagdadi de la parte occidental de Mosul a la región sureña de la ciudad”, así enfatizó el jueves Yavad al-Talibavi, un alto comandante de las fuerzas populares iraquíes, Al-Hashad Al-Shabi.

En declaraciones recogidas por la agencia iraquí de noticias Al-Sumaria News, el titular castrense explicó que las fuerzas de EE.UU. presentes en Mosul, último feudo terrorista en el país árabe, han organizado la huida del líder de EIIL (Daesh, en árabe), Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Bagdadi.

A este respecto, Al-Talibavi detalló que, según los datos de sus servicios de inteligencia, el líder takfirí ha sido trasladado del oeste de Mosul a una región a 80 kilómetros al sur de la ciudad, entre las localidades Al-Qeirawan y Al-Jezr.

Todas nuestras fuerzas populares, de la Policía y del Ejército de Irak, prosiguió, han iniciado tareas multilaterales para dar con el escondite del líder de Daesh.

Últimamente y con la intensificación de las operaciones antiterroristas iraquíes en Mosul y su avance más rápido de lo previsto, también se han aumentado los rumores sobre el destino, la huida e incluso la muerte de Al-Bagdadi y otros altos líderes de la banda takfirí.

Asimismo, hay informes sobre la ruptura de la lealdad de varios altos cabecillas de Daesh a su líder Al-Bagdadi ante el inminente colapso del grupo.

El Ejército iraquí está ultimando su lucha contra EIIL para liberar el oeste de Mosul, capital de la provincia norteña de Nínive. La parte oriental de la ciudad se recuperó en enero, tres meses después del inicio de una gran ofensiva para liberar la totalidad de la urbe.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here