Miles de indígenas marchan a EEUU contra oleoducto en Dakota

200
0
Compartir

Las naciones indígenas de EE.UU. no toleran el proyecto del oleoducto Dakota Access, que profanaría sus sitios sagrados y destruiría sus santuarios ecológicos.

Bajo la Administración anterior del presidente Barack Obama, el proyecto fue paralizado. Pero el nuevo mandatario estadounidense, Donald Trump, lo revivió y ahora está a pocos pasos de hacerse operativo.

Las naciones indígenas llevan meses protestando contra el megaproyecto de 3800 millones de dólares. Ahora, frente a la Casa Blanca, el tramo final del proyecto es lo que preocupa a los indígenas.

Un tramo subterráneo que pasaría por debajo del lecho del río Missouri, que es la fuente de agua potable de unos 17 millones de personas.

Además, atraviesa un territorio que está bajo jurisdicción de las autoridades indígenas de la Reservación Sioux de Standing Rock, según los tratados firmados con el Gobierno de Estados Unidos.

Las primeras naciones consideran que un eventual derrame petrolero dejaría un daño irreparable en los páramos que han sido su hogar durante siglos.

Se denominan “protectores del agua” y no creen en las promesas de la constructora y de las autoridades de que el oleoducto es seguro.

Pero sus opciones de lucha languidecen, ya que el juez al que habían pedido ayuda para detener el proyecto ha rechazado su solicitud.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here