Compartir

La CUP considera que la sentencia contra Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por convocar la consulta del 9-N  para que la gente diera su opinión, evidencia que “ha muerto la vía del referéndum pactado” y la única opción es “el referéndum unilateral”. La diputada de la formación anticapitalista Mireia Boya, en declaraciones a la emisora Catalunya Ràdio, ha manifestado que “una vez más” se confirma que “estamos en un estado de excepción, en un estado de derecho intervenido”. En este sentido, ha solicitado que “no se acate la sentencia” y ha pedido a todos los partidos que no lo hagan y que, por ello, “la ahora diputada Irene Rigau continúe en el Parlament”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here