Compartir

Pero llega tarde: La República Popular de Donetsk establece sus fronteras de Estado

“Observamos críticamente el bloqueo de transporte de carga por parte de los activistas ucranianos, al que el Gobierno de Kiev no se opone de una manera lo bastante activa”, dijo Schaefer.

Agregó asimismo que la decisión de Kiev de cortar el transporte con Donbás no contribuye a la distensión en la zona.

“Estamos preocupados por la decisión de hoy del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania sobre la suspensión total de comunicación de transporte con las regiones separatistas”, indicó al señalar que esta medida “profundiza la tendencia hacia la escisión en Donbás”.

Por su parte, el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, declaró que “el Gobierno alemán exhorta a los que ahora bloquean la importante comunicación ferroviaria en Donbás a dejar de hacerlo”.

“Perjudica no solo los esfuerzos para solucionar el conflicto (…), sino también pone trabas a abastecimiento de Ucrania de electricidad, porque no se suministra el carbón, necesario para producir la energía eléctrica”, dijo Seibert.

Según el portavoz, la situación con los suministros empeora y “nadie lo puede desear en serio”.

Este 15 de marzo, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, propuso al Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania suspender el transporte con los territorios de Donbás fuera de control de Kiev —las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk— a excepción de la ayuda humanitaria.

Más tarde, el Consejo aprobó el bloqueo.

Además, desde finales de enero pasado, el transporte de cargas con estas zonas está bloqueado por los radicales ucranianos.

——————–

Ucrania continúa desde abril de 2014 una operación militar en varias áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk donde se proclamaron repúblicas populares en respuesta al golpe neofascista en Kiev, realizado en febrero del mismo año con el apoyo de Estados Unidos la Unión Europea.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.000 muertos y unos 22.800 heridos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here