Compartir

Ucrania amenaza a sus propios políticos y a los de la Unión Europea (UE) con sanciones y casos penales si estos deciden visitar Crimea.

El Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania ha dado instrucciones al Servicio de Seguridad para compilar una lista de políticos de países europeos, que enfrentarán sanciones por sus visitas a Crimea, según ha asegurado este domingo el secretario del mencionado Consejo, Alexander Turchinov.

Turchinov, citado por la propia web de la institución, ha indicado que la lista incluye a los políticos de la UE, la Comunidad de Estados Independientes y de América Latina “que, según los medios rusos, llegaron con una visita de tres días a la Crimea anexionada”.

El funcionario ha advertido que si la información se confirma el Consejo podrá imponer sanciones contra ellos y construir causas penales contra los políticos ucranianos cuya participación en dicha visita sea confirmada, según ha insistido Turchinov.

En esa misma jornada, el vicepresidente de la comisión de la Duma de Estado –la Cámara Baja del Parlamento ruso– para Asuntos de las Nacionalidades, Ruslán Balbek, informó a la agencia de noticias rusa Sputnik que una delegación de políticos europeos y ucranianos llegó a Crimea para realizar una visita de tres días.

Esta delegación, según confirmó el funcionario ruso, está formada por unas 20 personas, entre ellas diputados del Parlamento Europeo (PE), políticos de los países de la UE, de la Comunidad de Estados Independientes y de América Latina.

En respuesta a las amenazas de Kiev, el vice primer ministro del Gobierno de Crimea, Gueorgi Muradov, ha comentado que imponer sanciones a políticos que participen en tales delegaciones harán que pronto ningún extranjero pueda entrar en el territorio de la península.

Además ha denunciado que las autoridades ucranianas rechazan la presencia de observadores internacionales en Crimea, pero por otra parte amenazan con sanciones.

La escisión de Crimea de Ucrania y su adhesión a la Federación rusa mediante un referendo (no reconocido por Kiev) en 2014, tensó las relaciones entre Moscú, Ucrania y Occidente. De hecho tanto Kiev, como la UE y Estados Unidos han impuesto sanciones antirrusas por este motivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here