Compartir

Un parlamentario sirio dice que los recientes ataques en diferentes partes del país ponen de relieve el desconcierto de los terroristas.

Yamal al-Zaabi, un miembro del Parlamento sirio, en declaraciones ofrecidas a la agencia iraní de noticias Fars y publicadas este lunes, ha dicho que los ataques de los terroristas en diferentes frentes evidencian que los extremistas y sus patrocinadores han comprendido que su derrota en Siria es inminente.

“Ataques turbulentos de los terroristas demuestran que los patrocinadores del terrorismo tienen claro que se está acercando el fin de la guerra en Siria (…)”, ha afirmado.

“Ataques turbulentos de los terroristas demuestran que los patrocinadores del terrorismo tienen claro que se está acercando el fin de la guerra en Siria (…)”, ha afirmado Yamal al-Zaabi, un parlamentario sirio.

Por otro lado, se ha referido a la ofensiva de los llamados ‘rebeldes’ en Yobar, la incursión terrorista más letal en Damasco (capital) desde 2012, y ha señalado que quienes incitan a estos ataques terroristas están al tanto del resultado de estas acciones.

Al mismo tiempo, ha hecho hincapié en que la naturaleza de las batallas de los extremistas en diferentes partes del país muestra que existe discordia entre sus patrocinadores, ya que, ha proseguido, incluso algunos de los que participaron en la última ronda de negociaciones de paz sobre Siria en Astaná (capital kazaja) están llevando a cabo atentados contra la nación siria, a pesar de que acordaron mantener en vigor la tregua.

Al-Zaabi también ha puesto énfasis en que el liderazgo del presidente sirio, Bashar al-Asad, ha demostrado que lo que hay en su país es un terrorismo sistemático programado para destruir Siria y no una revolución y, además, que no hay cabida para los llamados ‘rebeldes moderados’.

A modo de colofón, ha recalcado que el Gobierno sirio tiene una posición más fuerte que antes y con el apoyo de Irán, El Líbano y Rusia será capaz de zanjar el conflicto.

La crisis siria ya cumplió seis años. Durante este tiempo, Siria ha vivido sumida en un conflicto desencadenado por grupos armados y terroristas que ha dejado más de 465.000 muertos y desaparecidos.

Bashar al-Asad ha prometido que el Ejército nacional exterminará a los terroristas atrincherados en el país y liberará cada pulgada de terreno que está en manos de los grupos extremistas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here