Compartir

Al menos 1256 civiles han muerto en Siria desde el inicio de los bombardeos de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), el 23 de septiembre de 2014.

El recuento de víctimas de las acciones bélicas de la coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., en Siria fue realizado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) que ha precisado hoy domingo que entre los muertos se encuentran al menos 275 menores de edad y 184 mujeres.

A este recuento se suman más de 80 fuerzas gubernamentales sirias fallecidas en ataques de la llamada coalición contra la base de una brigada de artillería en el monte Zarda, en la región nororiental de Deir al-Zur, y en el aeropuerto militar de Al-Shairat, en Homs, ha señalado la agencia española EFE.

“EE.UU. se está involucrando militarmente en la guerra y eso va a producir más bajas”

Mientras tanto, los funcionarios militares estadounidenses alegaron que trabajan mucho para evitar las bajas civiles e insistieron en que no hay cambios en las reglas de combate en Irak y Siria.

Un portavoz del Comando Central de EE.UU. ha dicho que el jefe de dicha entidad, Joseph Votel, “no busca cambiar la estrategia que operamos y trata de seguir la política existente”.

“EE.UU. se está involucrando militarmente en la guerra y eso va a producir más bajas”, ha dicho Heather Hurlburt, exfuncionaria del Departamento de Estado estadounidense.

En marzo, 400 tropas estadounidenses fueron desplegadas en el territorio sirio, incluido un equipo de comandos del Ejército y una unidad de artillería de la Marina, duplicando su presencia en el país árabe.

Muchos expertos militares han reiterado que el aumento del número de tropas estadounidenses en Siria obligaría a los funcionarios militares del país a intensificar sus ataques con el fin de proteger a sus personales.

Asimismo, muchos critican a la llamada coalición por no hacer campaña para entregar los suministros médicos y alimentos por paracaídas a los civiles sitiados por los terroristas en distintas partes de Siria. Tales políticas muestran el doble rasero de los Estados occidentales, porque apoyaron implícitamente los convoyes de ayuda a los refugiados en Calais (Francia), pero no a los ciudadanos sirios ante los ataques de los terroristas.

En reiteradas ocasiones, Damasco ha tachado de “improductivos” los ataques de la coalición en Siria, denunciando que tales incursiones no se coordinan con las autoridades del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here