“En una asamblea marcada por una amplia discusión, los trabajadores aprobaron la convocatoria de la huelga del 30 de junio, en la movilización que forma parte de la huelga general convocada por las centrales sindicales en el país”, explicaron los trabajadores en un comunicado.

El metro de São Paulo transporta cada día a cuatro millones de pasajeros en la mayor ciudad de América del Sur, por lo que una eventual paralización tendrá un impacto decisivo en el seguimiento de la huelga general.

Los principales sindicatos del país convocaron para el viernes un paro general contra la reforma laboral que se está terminando de tramitar estos días en el Congreso Nacional.

Critican que flexibilizará las relaciones entre empresarios y trabajadores de forma que aumentará la precariedad en el trabajo y los empleados perderán muchos de los derechos conquistados en los últimos años.

El pasado 28 de abril ya se realizó una huelga general en Brasil con el mismo objetivo, pero el seguimiento fue desigual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here