LA HABANA (Sputnik) — El doctor Ramón Pichs, miembro de la Academia de Ciencias de Cuba, dijo a Sputnik en la XI Convención Medio Ambiente y Desarrollo con sede en el Palacio de las Convenciones de esta capital que Fidel Castro demostró sabiduría al vincular el cambio climático con el consumo irracional de los hidrocarburos.

“Decía Fidel que estábamos dilapidando bajo patrones irracionales en 150 años los recursos que se formaron en 300 millones de años”, recordó en entrevista exclusiva el director desde 2013 del Centro Internacional de la Economía Mundial (CIEM) de la isla.

Como uno de los más prestigiosos economistas del CIEM, Pichs trabajó al frente de un equipo directamente bajo la dirección del líder de la Revolución cubana en los estudios que sirvieron de base al discurso pronunciado en 1992 por el entonces mandatario en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, en la cual abordó en profundidad en poco más de cinco minutos los principales problemas ambientales del planeta.

“Un momento señero del pensamiento y el accionar de Fidel sobre estos temas fue su participación al frente de la delegación cubana en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Río de Janeiro”, testimonió el también copresidente del Grupo de Trabajo III del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) entre 2008 y 2015, equipo que obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 2007.

Explicó que tanto el mensaje que llevó Fidel a nombre de Cuba como su discurso, al cual calificó de “muy significativo por lo sintético y contundente de su contenido”, llamaron la atención acerca de las principales preocupaciones globales en este sentido y acerca de la responsabilidad histórica de los países industrializados con los grandes problemas ambientales, en particular con el cambio climático.

Según Pichs, Fidel Castro se refirió con mucha fuerza en su discurso a lo que denominó “deuda ecológica” en contraste con la deuda externa, con lo cual llamó la atención sobre el círculo vicioso entre subdesarrollo, pobreza y deterioro ambiental, que afecta sobre todo a los países menos industrializados.

Indicó que Fidel consideró clave también la necesidad de contar con recursos  paras financiar ese desarrollo sostenible, sobre todo de las naciones menos industrializadas, y cómo esos recursos pueden  salir en definitiva de lo que se destina anualmente a gastos militares en el mundo.

“O sea, que a partir de un conocimiento muy profundo de la ciencia acerca de estos complejos procesos ambientales llamó la atención de los principales temas, y muy importante que tuvo muy presente en su pensamiento sobre estas temáticas desde un inicio la necesidad de ver articulados los temas ambientales con los del desarrollo”.

Subrayó la fuente que cuando Fidel analizaba a escala internacional los grandes retos de la humanidad, destacaba  todo lo referido a la crisis global en sus distintas dimensiones y al mismo tiempo “la dimensión ambiental de la globalización neoliberal de nuestra época”.

En su criterio, entre los ejes clave del pensamiento fidelista sobre los temas de medio ambiente y desarrollo se pueden ubicar sus preocupaciones acerca de este vínculo entre energía y cambio climático, el hecho de que se mantengan estos patrones energéticos irracionales, sobre todo en los países desarrollados, donde predomina la utilización de los combustibles fósiles y el impacto ambiental adverso que tiene ese tipo de patrones de consumo.

“Es fundamental ese análisis que hace el comandante en jefe del impacto que tiene todo eso producto de un fenómeno como el cambio climático que en definitiva afecta sobre todo a países pequeños, muy vulnerables como es el caso de las naciones insulares”, razonó.

Describió Pichs las críticas de Fidel Castro a las guerras provocadas por las grandes potencias y a los perjudiciales efectos ambientales, económicos y sociales que producen.

El economista retomó el tema del gasto irracional de los recursos a escala global al referirse al llamado de atención del líder de la Revolución cubana acerca de la lentitud de las negociaciones internacionales sobre esta problemática y a cómo cada día se exportan más esos patrones de consumo hacia países de menor desarrollo.

Consideró el experto “un aporte” el enfoque de Fidel sobre las implicaciones adversas de los distintos patrones de producción y consumo, lo cual asoció a la situación de los distintos grupos sociales en diferentes momentos y países.

Al referirse al contexto nacional, el director del CIEM destacó que también el líder de la Revolución insistió en que por el bien de la economía cubana  era necesario conectar fuentes renovables y buscar una mayor eficiencia energética.

“Fidel dijo en uno de sus discursos que las mayores reservas energéticas eran justamente las de ahorro que tenga cualquier economía, y antes de plantearse tener más energía de esta o aquella fuente lo primero es ver el yacimiento que representa el ahorro”.

Pichs es uno de los delegados que participa en V Congreso sobre Cambio Climático que se celebra dentro de la XI Convención Internacional Medio Ambiente y Desarrollo.

Este foro lo organiza bianualmente la Agencia especializada del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Unos 700 delegados de 31 países, incluida Cuba, participan en la Convención en su oncena edición.

México, Colombia y Estados Unidos son la naciones de mayor representación en este evento, cuya clausura será el viernes, mientras que de otros continentes asisten expertos de Noruega, España, Portugal, Canadá y Japón, según se informó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.