Abdul Rahman Mohammad al-Barghouti, de un año y nueve meses, perdió la vida el viernes por haber inhalado grandes cantidades de sustancias tóxicas lanzadas por militares israelíes.

Conforme a fuentes locales palestinas, el bebé resultó herido hace días y como consecuencia del ataque de las fuerzas israelíes contra su residencia particular en la localidad de Aboud, sita al norte de Ramalá.

Según argumentan los grupos pro Derechos Humanos, el régimen de Tel Aviv es uno de los principales violadores de los derechos de los niños en todo el mundo, teniendo en su historial numerosos casos de asesinatos y torturas a menores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.