La Habana, 10 jul (PL) El director del Programa Materno-Infantil (PAMI), Roberto Álvarez, informó hoy a los diputados cubanos que 100 de los 131 hogares de ese tipo se están reparando y 31 de ellos se ejecutarán el año próximo.

De esa cifra 10 serán reparados de forma capital, aseguró Álvarez al intervenir en la Comisión de atención a la juventud, la niñez y la igualdad de derechos de la mujer que tuvo lugar en el noveno periodo ordinario de sesiones del Parlamento.

El funcionario refirió que para fortalecer el trabajo de los hogares materno-infantil se promueven actividades recreativas para las gestantes, cursos de confección de canastilla, y otros.

Muchas veces las capacidades no suplen las necesidades de esos centros, considerados eslabón fundamental del PAMI, ya que hay momentos del año como estos meses en que se incrementan los nacimientos, aseguró.

Indicó que más del 70 por ciento de esos centros están ocupados en la actualidad.

Álvarez señaló que las embarazadas se van de los hogares sin autorización a pesar del riesgo que conlleva una actitud así, por lo que llamó a aumentar la disciplina y la conciencia de las familias.

El PAMI es un programa de seguimiento a las embarazadas consideradas de alto riesgo y la efectiva implementación de la genética médica. Con ese objetivo fueron creados los hogares materno-infantil.

Los primeros centros de ese tipo en Cuba se fundaron de 1962 a 1969.

Los diputados cubanos, reunidos en 10 comisiones de trabajo, debaten hasta el 12 de julio sobre temas de interés para la vida del país, como paso previo al noveno periodo ordinario de sesiones, a efectuarse el viernes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.