Inicio España Más de 200 días de huelga de las trabajadoras de residencias en...

Más de 200 días de huelga de las trabajadoras de residencias en Bizkaia

191
0
Compartir

female viagra commercial

“Eutsi Gogor!!” (Del grupo de rock vasco Hertzainak)

“- Es el momento de afrontar grandes obras.” (Unai Rementeria: Diputado Foral de Bizkaia)

Vivimos en una tierra de contrastes, donde los nuevos faraones del Gobierno Vasco y de la Diputación Foral de Bizkaia siguen realizando sus modernas construcciones para la posteridad con capital público al igual que hace treinta años.

Tras los pactos y acuerdos transversales, además de algunas que otras traiciones sindicales en  la 2ª Reconversión del sector naval entre  1987 y 1988, que comenzaron con  el cierre del astillero Olaveaga – Euskalduna, se crearon  las grandes corporaciones y sociedades urbanísticas del Bilbao Ría 2000 y Bilbao Metrópoli 30, donde con la llegada de las Olimpiadas y la Expo de 1992, se ponía en bandeja también la cabecera de la siderurgia integral de Altos Hornos de Vizcaya (AHV), con la pérdida de más de 20.000 empleos directos.

Entonces los tecnócratas se llamaban Claudio Aranzadi, Enrique Antolín, etc, etc…Podemos decir que los mismos actores siguen en la palestra con algún que otro relevo generacional destacándose con la misma prepotencia y soberbia de poder, los nuevos jóvenes burukides bizkainos como el caso de Unai Rementería o Isabel Sánchez Robles entre otros. Los mismos pactos de antaño entre el PNV y el PSE-EE, o incluso con el PP como hace veinte años cuando ya pedían la privatización de La Naval de Sestao, tras conseguir el control económico de los puertos como el del Gran Bilbao. ¿Tendrán que ver los nuevos 60 cazas F-30 made in USA con un presupuesto de 10.300 millones de euros en los nuevos acuerdos de las burguesías periférica y central?

En estos días veraniegos river east supplies viagra las trabajadoras de las Residencias de Bizkaia afrontan un año de Huelga , además de los más de 200 días de conflicto laboral. Por su doble condición de obreras y mujeres llevan acarreada una doble explotación. En muchas de sus movilizaciones diarias se puede escuchar: “Porque somos mujeres y nadie nos escucha”; “Ellos millonarios, nosotras en precario.”

Han realizado cientos de movilizaciones por todos los pueblos y ciudades de la provincia de Bizkaia. Desde el plantarse en la entrada de la Casa de Juntas de Guernica, a acampar tres días seguidos frente al Teatro Arriaga donde la solidaridad de artistas, músicos y escritores del País Vasco como Kepa Junkera, La Ochoa, se vio reforzada con su presencia.

Pese a todos los impedimentos y la cerrazón de las tres patronales del sector : Lares, Gesca  y Elbe, las más de 5.000 trabajadoras siguen convocadas en estas manifestaciones, donde el único sindicato que está dando la cara es ELA-STV, lo cual ha creado una total disidencia en el PNV, que ha tenido que recurrir al viejo pope Xabier Arzallus para arremeter una vez más como en otras épocas como en los tiempos de los encierros de los obreros de Nervacero, para intentar desacreditar a estas madres coraje que en estos meses de verano siguen con sus pequeños y pequeñas reivindicando sus derechos por las calles de Bilbao.

La marea verde, como bien se ve en sus camisetas, sigue combatiendo al frío o al calor en las mismas condiciones que en 2016. No se rinden, como ocurre cuando pasan por el Puente de Deusto, y su lado queda la grúa Karola, recordando la fuerza histórica del movimiento obrero en el País Vasco.

La solidaridad de estas mujeres auxiliares, cocineras y de la limpieza se ve en los juzgados cuando van a defender a sus compañeras, o a la asociación de familias Babestu. Lo mismo que cuando  van  todas ellas a las residencias de las otras compañeras cuando hay algún que otro problema o en un alarde y gesto de solidaridad como ha ido sucediendo en Sanitas, Vitalitas y Fundación Miranda de Barakaldo, Aspaldiko de Portugalete, o La Misericordia y Caser Archanda de Bilbao.

A pesar de que las han subido al 90% los servicios mínimos y al señor diputado general lo único que le interesa es un segundo puente de hormigón en la Ría del Nervión, junto al de Rontegui (Barakaldo), que construyó el marqués de Torroja, padre de una famosa cantante de un grupo llamado Mecano; las trabajadoras de las Residencias de Bizkaia siguen con sus carteles, pegatinas y megáfonos pisando el asfalto de esta tierra que vio germinar y crecer el origen de la lucha obrera de los pueblos de España y de la fundación del Partido Comunista en esta Margen Izquierda y Zona Minera.

Una vez más sólo queda decir: Erresidentziak Borrokan!!

El pequeño Maxím.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here