La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó en un comunicado que el este de África está en alerta por la temporada escasa de lluvias, una situación que se repite por tercer año consecutivo y que ha motivado el aumento de la inseguridad alimentaria en la región.

Según la FAO ha subido a 16 millones el número de personas que necesitan ayuda humanitaria en Somalia, Etiopía, Kenia, Tanzania y Uganda, un 30 por ciento más que a finales de 2016.

La agencia advierte que la tercera temporada consecutiva de escasez de lluvias ha dejado sin recursos a las familias para hacer frente a la situación, por lo que necesitan un apoyo “urgente y efectivo”.

La escasez de lluvias ha dejado sin recursos a las familias. I Foto: Reuters

El director de emergencias de la agencia de la ONU, Dominique Burgeon, resaltó la urgencia de actuar antes de que la situación empeore más, debido a que tras tres temporadas de lluvias consecutivas con malos datos, las familias simplemente se están quedando sin recursos para hacer frente a la situación.

Distintas zonas de los cinco países mencionados han recibido menos de la mitad de sus precipitaciones estacionales normales y han sufrido las pérdidas de cosechas, pastos y miles de ganados, uno de ellos es la vaca.

“La leche es clave para el desarrollo de los niños en sus primeros cinco años de vida y su falta puede acarrear un daño irreversible”, sostuvo Burgeon.

Según la FAO, en Kenia ha afectado a unas 200.000 hectáreas de cultivos, mientras que en Uganda la mitad de los 111 distritos ya han sufrido esta plaga.

Por esta situación que atraviesa el continente africano, los productos han subido el doble de su precio en numerosos mercados, advirtió la organización de la ONU.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here