El saludo diplomático entre el presidente ruso, Vladímir Putin y su homólogo estadounidense, Donald Trump en la pasada cumbre del g20 parecía provocar un deshielo en las relaciones bilaterales. Sin embargo, el precedente marcado por la antigua administración de la casa blanca ha dejado lesiones diplomáticas entre ambos gobiernos.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.