Compartir

Las autoridades de ocupación israelíes han arrestado a 800 niños palestinos desde comienzos de este año, la mayoría de ellos procedentes de Jerusalén, según informó el miércoles El Club de Prisioneros Palestinos (PPC). Según un informe de Quds Net, el PPC declaró que 300 de estos niños, incluyendo 10 niñas, están siendo privados de poder comenzar el nuevo año escolar ya que están en prisión o bajo arresto domiciliario.

Decenas de niños han sido detenidos varias veces. Algunos de ellos, explicó el PPC, son incapaces de ir a la escuela porque tienen discapacidades permanentes como resultado de los malos tratos, incluida la tortura, a los que han sido sometidos cuando fueron detenidos e investigados.

En 2015, los israelíes detuvieron a 1.332 niños palestinos, el número más alto de niños encarcelados hasta la fecha en estos últimos años. El PPC declara que hay pruebas de que fueron golpeados, torturados, sufrieron abusos verbales, y fueron esposados y encadenados. Además, se les dejó sin comida o agua en los centros de detención durante días y fueron amenazados con el fin de lograr que confesaran cosas que no hicieron.

Tal tratamiento de los niños insiste el PPC, es una “violación flagrante” del derecho internacional humanitario. Privar a los niños del derecho a la educación, por ejemplo, viola el artículo 13 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. También constituye una violación del artículo 1/26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del artículo 94 del Cuarto Convenio de Ginebra, que da y garantiza los derechos de la educación a los presos dentro o fuera de las cárceles.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here