Las leyendas del Barrio Chino de La Habana comenzaron con los primeros asiáticos radicados en esa urbe durante el siglo XIX. Chang Leng con su pequeña fonda y Lam Siu Yi con un puesto de frutas y hortalizas escribieron las páginas iniciales de una simbiosis cultural aún presente en Cuba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.