Compartir

En una reciente entrevista concedida al canal CNN el dirigente del partido reaccionario Voluntad Popular, Freddy Guevara, admitió las muertes que han causado los “errores” cometidos por la oposición venezolana.

Entonces el periodista Fernando del Rincón le preguntó a Guevara cuántas vidas más se perderían por culpa de los “errores” de la MUD, a lo que el también diputado respondió: “A pesar de todas esas cosas, nosotros reafirmamos que vamos a continuar en la lucha y que no vamos a parar cuéstenos lo que nos cueste”.

“Yo he cometido errores, todos hemos cometido errores. Y hemos cometido errores pero no pensando, por lo menos en el caso nuestro, en la maldad o en hacer algo malo”, sostuvo Guevara.

Los llamamientos a las guarimbas y al terrorismo callejero formulados por los dirigentes de la reacción venezolana, han causado más de un centenar de muertes sólo en lo que llevamos de año. Entre abril y julio, por ejemplo, muchos fueron los jóvenes que fallecieron por los llamamientos de la reacción a la violencia. Además unas 1.500 personas sufrieron heridas graves.

Freddy Guevara es el Albert Rivera venezolano, un típico producto latinoamericano salido de las aulas de la Universidad Católica Andrés Bello y de los nuevos manuales desestabilizadores de la CIA. Nació en 1986, por lo que es un prometedor cachorro cuyo futuro depende de la caída de los bolivarianos.

Él no lo oculta. En una entrevista en julio de este año al canal privado Venevisión confesó que el plan de desestabilización previsto procura reeditar el Golpe de Estado perpetrado en 1973 en Chile contra Salvador Allende. Lo que vino después lo calificó como una “reconstrucción”.

Ante la pregunta de la periodista sobre si los planes que fragua actualmente la reacción venezolana es una analogía a lo ocurrido en 1958, en el llamado Pacto de Punto Fijo, Guevara aclaró enfáticamente que se trata de un paralelismo a los cruentos y devastadores acontecimientos que marcaron el derrocamiento de Allende.

En documentos oficiales ya desclasificados, el 15 de septiembre de 1970, el presidente Nixon y el secretario de Estado Kissinger señalaron al director de la CIA, Richard Helms, que la elección de Allende era inadmisible, por lo que le ordenaron a actuar con la muy conocida frase “haremos chillar a la economía chilena”, tal y como lo registró Helms en sus apuntes.

Este verano el director de la CIA, Michael Pompeo, afirmó en el programa estadounidense “Fox New Sunday” que Venezuela es una amenaza para Washington porque en el país hay células cubanas, rusas, iraníes e integrantes del grupo libanés “Hezbollah”.

Como es obvio, cuando la CIA dice que Venezuela es una amenaza para Estados Unidos es porque Estados Unidos es una amenaza para Venezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here