Compartir

WASHINGTON (Sputnik) — El abrazo en el que se estrecharon los presidentes Vladímir Putin, de Rusia, y Bashar Asad, de Siria, demuestra que Moscú es responsable de la situación en Siria, dijo en conferencia de prensa la portavoz del Departamento de Estado (cancillería) de EEUU, Heather Nauert.

“Las cosas están obviamente complicadas con Rusia; quiero decir, hemos visto la foto en la que abraza a Bashar Asad, donde el presidente Putin lo abraza”, dijo Nauert.

El 20 de noviembre, Putin y Asad se reunieron en la ciudad rusa de Sochi (suroeste) para dialogar sobre cuestiones relativas a una solución pacífica para el conflicto sirio.

La vocera dijo dirigiéndose a los periodistas que “ustedes saben lo que pensamos sobre los ataques químicos que fueron lanzados contra civiles inocentes en Siria (…) Creo que ese abrazo es prueba de que Vladímir Putin tiene cierta responsabilidad por tratar de auxiliar a Siria (por no poner) presión sobre Asad para que no vuelvan a hacer algo así”.

Nauert subrayó que Washington sigue apoyando el proceso de paz sirio que se desarrolla en Ginebra, encabezado por las Naciones Unidas.

La guerra siria estalló en 2011 cuando grupos contrarios al Gobierno, así facciones extremistas y grupos terroristas comenzaron una campaña por la salida de Asad.

Desde Moscú Rusia viene apoyando a las Fuerzas Armadas sirias en su lucha contra el grupo terrorista Daesh (proscripto en Rusia) que operan en ese país de Medio Oriente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here