El secretario general de Hezbolá, Hassan Nasralá, advirtió a la “entidad sionista que no tome a broma la decisión del Estado libanés, que rechazó la pretensión de Israel de construir un muro en la frontera entre el Líbano y la Palestina ocupada”.

Sayyed Hassan Nasralá, dijo que “la entidad sionista está detrás del ataque que tuvo lugar en Sidón, Líbano, contra un responsable de la resistencia palestina”, un hecho que calificó de “agresión contra el Líbano, una violación de su soberanía y un serio comienzo de posibles ataques israelíes contra el territorio libanés”.

Hablando en la ocasión del cuadragésimo día de la muerte de Fayez Mugniyeh, el padre del mártir jefe de la Resistencia Islámica Imad Mugniyeh, Sayyed Hassan Nasralá, denunció el “anuncio de Tillerson de que EEUU quiere mantener a sus fuerzas en Iraq y en Siria con el pretexto de impedir el regreso de Daesh a la región, subrayando que el Ejército sirio y las fuerzas iraquíes pueden impedir tal regreso”.

Principales puntos de su discurso

1 – Las acusaciones estadounidenses contra Hezbolá

En las últimas semanas, se han lanzado acusaciones de EEUU contra Hezbolá de que lleva a cabo un tráfico de drogas. Después de estas acusaciones, un comité de investigación de EEUU tiene la intención de visitar el Líbano (a menos que ya esté aquí) para reunirse con funcionarios libaneses e investigar la relación de Hezbolá con este tipo de tráfico.

Estas son acusaciones totalmente injustas, especialmente dado que Hezbolá tiene una firme postura religiosa y moral sobre las drogas. El Islam prohíbe, de hecho, el tráfico de drogas o su consumo. Diré aún más, algunos han argumentado que el tráfico de drogas con el enemigo israelí es lícito porque destruye a la sociedad enemiga. Pero decimos que incluso el tráfico de drogas con el enemigo está prohibido. Es un tema moral y religioso.

Anteriormente, mencioné que Hezbolá no participa en ningún comercio halal, no porque Hezbolá esté en contra del comercio. Es justo al contrario, pero la regla en Hezbolá es que no participamos en ningún tipo de comercio o inversión para evitar precisamente la cuestión de las sanciones o cualquier forma de presión y, por lo tanto, no tenemos empresas comerciales o cuentas en los bancos.

Además, después de la victoria en Iraq y Siria, Hezbolá no tiene planes de inversión o comercio en esos países. Dicho esto, hay empresarios que están vinculados con vínculos de afecto con Hezbolá, pero que tienen su propio proyecto empresarial y están trabajando a título personal en negocios o inversiones.

Con respecto a las acusaciones de narcotráfico de EEUU, ellas son parte de la guerra contra Hezbolá. Como recordatorio, el responsable norteamericano Jeffrey Feltmann gastó 500 millones de dólares en una campaña mantener a los jóvenes alejados de Hezbolá. Los estadounidenses trataron de convencer al mundo de que Hezbolá era una organización terrorista, pero fracasaron porque Hezbolá demostró que era la fuerza más poderosa que lucha contra el terrorismo y se enfrenta a grupos terroristas en la región.

Después de su fracaso, no encontraron nada mejor que presentar a Hezbolá como una organización criminal, que es diferente de una organización terrorista. Una organización criminal significa que robamos vehículos, traficamos con drogas, etc. .. Perfecto, que vengan a Líbano. Su comité será bienvenido.

Dicho esto, esperamos que las personas de este comité sean honestas y no mientan a nuestra costa. Conocemos a quienes nos aman y a quienes no.

2 – La frontera palestino-libanesa

Hay 13 puntos de conflicto con el enemigo israelí en la frontera libanesa con la Palestina ocupada. Nosotros no estimamos que exista un territorio israelí, ya que no reconocemos a Israel. Recientemente, el enemigo israelí hizo saber a las fuerzas de la FPNUL (fuerzas de la ONU) que pretende construir un muro a lo largo de los 13 puntos en conflicto. La FPNUL informó de ello al Estado libanés que respondió con un “No” categórico. La FPNUL informó de ello a la entidad sionista, que no respondió. El Ejército libanés se dijo dispuesto a hacer todo de su parte para oponerse a la entidad sionista en este tema, y hoy yo confirmo que Hezbolá está al lado del Estado libanés, detrás del Ejército libanés y, de este modo, los israelíes deben tomar en serio las advertencias del Estado libanés y no tomar a broma este tema.

3 – La normalización con Israel: La película de Spielberg

El Líbano está comprometido a no normalizar sus relaciones con el enemigo. Esta cuestión debe ser clarificada a fin de evitar toda confusión. Si un cinematógrafo libanés se dirige a Israel, pide un visado en una embajada israelí para realizar una película en la Palestina ocupada y luego regresa al Líbano y la proyecta, entonces si eso no es una normalización con el enemigo israelí tendríamos preguntarnos qué es.

El Líbano, en tanto que miembro de la Liga Árabe, debe respetar los compromisos que ha adquirido y, en especial, sus relaciones con el enemigo israelí. De este modo, existe en el seno de la Liga un comité de boicot árabe encargado de identificar a todas las compañías que trabajan con la entidad sionista. Este comité ha elaborado una lista en la que figura el nombre de un director estadounidense, Steven Spielberg, que ha realizado una película titulada The Post y que evoca los entresijos de la Guerra de Vietnam.

Esta película no supone ningún problema, pero el director está inscrito en la lista del comité de boicot árabe puesto que él mostró su apoyo a Israel en 2006 durante su guerra contra el Líbano. Él ofreció un millón de dólares de su fortuna personal a Israel. Dicho de otra manera, cuando los libaneses compran una entrada para ver sus películas, ese dinero llegará a Israel. El comité de boicot tomó esta decisión por el Líbano, puesto que Spielberg apoyó la guerra israelí que atacó a nuestros niños, nuestras ciudades, nuestras carreteras…

Nosotros no estamos contra el arte, el cine o el turismo, pero no debemos mezclar las cosas y menos aún banalizarlas.

4 – La explosión de Sidón

Hace algunos días, una explosión hirió a un responsable de Hamas en Saida (Sidón), en el Sur del Líbano. Las autoridades libanesas que investigan este asunto no han anunciado todavía oficialmente que es el enemigo israelí quien está detrás de la explosión, pero todas las evidencias apuntan a que Israel es el autor.

Esperamos que después del anuncio oficial, el Estado libanés confirme que se trata de una agresión contra el Líbano, una violación de su soberanía, incluso si la persona objeto del atentado es un palestino. Se trata del inicio peligroso y grave de una ola de posible atentados israelíes en el territorio libanés y que se inscribe dentro del marco de las reuniones del comité ministerial restringido israelí, que discutió la situación del frente norte de Israel.

Varias cuestiones se imponen. ¿Es que va Israel a recomenzar sus atentados contra el Líbano? ¿Se va a convertir el Líbano en un escenario donde los israelíes comentan sus crímenes? Eso no pasará. Yo hago sonar la campaña de alarma. El de Sidón ha sido un atentado muy grave frente al cual el gobierno libanés debe asumir sus responsabilidades y oponerse a toda agresión israelí contra el Líbano.

5 – Las elecciones

Hemos entrado en el período de las elecciones. Dejo esta cuestión para las semanas próximas en una emisión televisada.

Quiero mencionar solo una palabra sobre los rumores de que algunos libaneses quieren sabotear el proceso de las legislativo o al menos posponerlas. Confirmo que no hay nadie en Líbano que quiera sabotearlas o posponerlas. Todos quieren que estas elecciones se celebren en la fecha programada. En este país, nadie puede aislar a nadie y las experiencias del pasado lo demuestran. La ley electoral ofrece a todos la oportunidad de estar representados. Nosotros nos oponemos a que incluso aquellos que nos consideran como sus rivales sean aislados.

Situación regional

Lo que sucedió recientemente demuestra el buen sentido de nuestras advertencias sobre los objetivos estadounidenses en la región. Tillerson dijo -insisto, fue Tillerson quien habló, no Trump por medio de sus tuits-, que las fuerzas estadounidenses se quedarán en Iraq y Siria. ¿Por qué quedarse cuando EEUU había dicho lo contrario al crear la coalición anti-Daesh? Tillerson explica que las fuerzas estadounidenses permanecerán en Iraq y Siria para evitar el regreso de Daesh.

Quiero recordar que EEUU creó el Daesh para encontrar un argumento para quedarse en la región, especialmente en Iraq, de donde fueron expulsados y donde el pueblo iraquí se negó a otorgar inmunidad y otros privilegios a los soldados estadounidenses.

Hoy, ellos prueban que el Daesh es solo una excusa para justificar su presencia en Siria e Iraq. ¡Pero el mundo sabe que EEUU creó el Daesh, según dijo el propio Trump!

Le digo a EEUU que si quiere que el Daesh no regrese, pedid a vuestros aliados regionales que dejen de suministrarles armas o dinero y solicitad a los países de la región que dejen de ofrecerles instalaciones. Los sirios pueden evitar que Daesh regrese a la zona, así como los iraquíes.

Damasco ha anunciado su posición sobre esta cuestión. En cuanto a Iraq, no sabemos lo que ha pasado. No sabemos si EEUU han impuesto sus bases a los iraquíes.

El aumento del racismo, la arrogancia, la grosería y la opresión por parte de la administración Trump ha alcanzado un nivel intolerable. Conocemos la opinión de esta administración hacia los musulmanes. Trump insiste en describir el terrorismo como islámico, no habla de terrorismo takfiri o wahabí. Él ataca a todos los musulmanes e insulta a miles de millones de ellos. Nunca hemos acusado a los cristianos de terrorismo por las bombas atómicas estadounidenses arrojadas sobre Hiroshima, porque los cristianos no tienen nada que ver con eso. Pero Trump fue más allá, insultó a los Estados africanos y a Haití; insultó a sus pueblos.

La administración de EEUU continúa con su política de enterrar la causa palestina. Después de la decisión sobre Al Quds, ha suspendido su ayuda a la UNRWA. El discurso de Trump confirma que se está ejerciendo una presión árabe sobre los palestinos para que acepten unas migajas.

La apuesta continúa, pero la solución continúa en manos del pueblo palestino, que no ha dejado de enfrentarse a la ocupación israelí. Este pueblo ha rechazado el llamado “trato del siglo” llamándolo una “bofetada del siglo”, una bofetada que va en realidad dirigida contra más de 1.000 millones de musulmanes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.