La organización humanitaria internacional Oxfam ha advertido de que la brecha entre los ricos y los pobres se ha ampliado dramáticamente en el año 2017, informando que el 82 % de la riqueza mundial en el mundo acabó en manos del 1 % de los más millonarios.

“El boom de los multimillonarios no es signo de una economía próspera sino un síntoma del fracaso del sistema económico”, ha denunciado este domingo la directora de Oxfam, Winnie Byanyima, al presentar el informe titulado ‘Recompensar el trabajo, no la riqueza’.

Según el reporte de Oxfam, 3700 millones de personas en el mundo, es decir casi la mitad de la población global, no aprovecharon para nada del crecimiento económico que experimentó el planeta el año pasado, mientras que solo el 1 por ciento más rico se embolsó el 82 %.

Además, resalta que esta brecha aumentó desde el 2010, tras el estallido de la burbuja financiera en 2008, y alcanzó su mayor nivel entre marzo de 2016 y marzo de 2017, una etapa en que “se produjo el mayor aumento en la historia del número de personas cuya fortuna sobrepasa los 1000 millones de dólares, a un ritmo de 9 nuevos multimillonarios cada año”.

El informe de Oxfam considera a las mujeres pobres como las personas más afectadas de esta brecha mundial, las que se beneficiaron lo más mínimo del crecimiento económico del pasado año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here