MOSCÚ (Sputnik) — El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, se pronunció por el diálogo para atajar la crisis humanitaria que azota a Yemen.

“Esperamos que la terrible crisis humanitaria que vive Yemen impulse a todos los actores a detener las acciones bélicas y pasar a las negociaciones con todas las fuerzas yemeníes para hallar una solución”, dijo Lavrov en una reunión con su homólogo yemení, Abdulmalik Mijlafi.

El jefe de la diplomacia yemení cumple del 21 al 23 de enero una visita de trabajo a Rusia.

El canciller ruso ofreció el apoyo de Moscú a las gestiones para sentar a la mesa de las conversaciones a todas las facciones yemeníes sin excepción y los actores externos.

Rusia mantendrá el diálogo con los hutíes en Yemen, declaró el ministro de Exteriores ruso.

“Continuaremos dialogando con los hutíes, otras formaciones yemeníes y los Estados interesados, incluidos los de la coalición árabe, de los que depende la evolución de los acontecimientos en el país”, dijo al término de la reunión con su homólogo yemení, Abdulmalik al Mijlafi.

Lavrov llamó a todos los actores, capaces de contribuir a calmar la situación y hacer que el escenario militar pase al diálogo político que lo hagan cuanto antes.

El ministro subrayó que les incumbe a los propios yemeníes decidir su destino.

“Solo los propios yemeníes pueden definir el destino de su país y Rusia que mantiene contactos con todas las partes, está dispuesta a contribuir a ello por todos los medios posibles”, subrayó el alto diplomático ruso.

Lavrov constató que los problemas de Yemen están relacionados con el conflicto interno en el que participa la coalición de países árabes liderada por Arabia Saudí.

El violento conflicto que Yemen vive desde 2014 se recrudeció a principios de diciembre, cuando los rebeldes hutíes del movimiento Ansar Alá acusaron de traición a sus aliados en la lucha contra el Gobierno y mataron al expresidente Alí Abdalá Salé, quien había instado a combatir a los insurgentes.

El presidente legítimo de Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, llamó a sus connacionales a oponer resistencia a los hutíes y ordenó desplegar tropas en Saná, sumida en los combates entre los antiguos aliados.

La ONU estima que más de 8 millones de yemeníes dependen de la ayuda externa para su supervivencia inmediata y que más de 20 millones necesitan ayuda humanitaria urgente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here