LA HABANA (Sputnik) — Cuba tiene un “firme compromiso” con la integración y la unidad para alcanzar el desarrollo y bienestar de la región, dijo el canciller Bruno Rodríguez en la segunda Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Foro CELAC-China celebrada en Santiago de Chile.

“En ese empeño, continuaremos el impulso a las relaciones con China”, aseguró Rodríguez en la capital chilena, según un comunicado de su cartera (CubaMINREX).

La isla caribeña percibe el incremento de los vínculos entre los países latinoamericanos y caribeños con China, iniciado oficialmente en Pekín en 2015.

Esa colaboración “ha facilitado el diálogo sistemático y el avance de ambiciosos proyectos de cooperación triangular, formación de recursos humanos, comercio, inversiones y relaciones financieras, con un fuerte componente de ciencia, tecnología e innovación”, en un ambiente de diversidad política, económica y social de las partes, ejemplificó el canciller.

Tanto la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) como China se perciben como fuentes de oportunidades, e informó que la potencia asiática se convirtió en el segundo socio comercial de la región, el tercer mayor emisor de inversiones y el principal destino de las exportaciones de bienes y servicios de varios países de la región.

En términos cuantitativos, indicó que bajo el Plan de Cooperación CELAC-China ambas partes esperan incrementar el comercio y la inversión directa recíproca hasta 500.000 millones de dólares y 250.000 respectivamente hasta 2025.

Al señalar la complementariedad y la coincidencia de intereses entre un socio y otro como países del Sur, el canciller cubano subrayó que el Foro es una vía para estrechar lazos de cooperación y amistad y brinda oportunidades para asumir los desafíos de un complejo escenario global.

“En este contexto, Cuba destaca el valor que tendría la celebración de una Cumbre de Jefes de Estado entre América Latina y el Caribe y China”, afirmó.

Mencionó la iniciativa china “La Franja y La Ruta” como una oferta de nuevas oportunidades para la cooperación entre ambas partes, la cual “Cuba acoge con simpatía”, y en esa dirección ya ha dado algunos pasos, subrayó Rodríguez.

En el plano bilateral, el ministro enfatizó en que la “entrañable amistad” entre Cuba y China no es coyuntural ni obedece a conveniencias efímeras.

“La cooperación bilateral, sobre la base de la igualdad y el beneficio mutuo, abarca tanto los proyectos para el desarrollo y el uso de las energías renovables, como el sector de la biotecnología y la formación durante la última década en Cuba de más de 3.000 estudiantes chinos en diferentes especialidades, lo cual se concibió no solo pensando en los vínculos bilaterales, sino además en las relaciones entre China y América Latina y el Caribe”.

Instó el jefe de la diplomacia cubana a conceder la justa atención que merecen los países del Caribe, Pequeños Estados Insulares en Desarrollo afectados cada vez con más frecuencia por devastadores eventos climatológicos extremos como los que dañaron en 2017 a Antigua, Barbuda y Dominica, al tiempo que demandó apoyo solidario para Haití.

La reunión, iniciada el 22 de enero, reúne en Santiago de Chile a los cancilleres y representantes diplomáticos de los 33 estados latinoamericanos y caribeños, así como al ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, con el objetivo de fortalecer los nexos, el diálogo y la colaboración entre la región y el gigante asiático.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here