La raíz cubana de un ron que Bacardí comercializa de manera fraudulenta -solo en EEUU- con la marca robada `Havana Club´ -y fabricado en Puerto Rico- es nula. Pero para arreglarlo está… la publicidad. Una gran campaña, creada por la agencia BBDO de Nueva York y protagonizada por un conocido actor de cine, trata de convencer al público estadounidense de una enorme mentira.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.