Inicio Artículos El iceberg

El iceberg

200
0

Sigo pensando que no va a haber ataque contra Siria por la sencilla razón de que ahora EEUU y sus vasallos principales, Gran Bretaña y Francia, se han topado con una resistencia a la que temen. Rusia ha plantado cara de forma abierta, no encubierta como lo viene haciendo China (por la sencilla razón de que Rusia está por encima de todos en cuestiones armamentísticas de calidad) y la situación ya no está en manos de los locos. O, al menos, totalmente.

Siria no es más que el iceberg de los movimientos, desesperados, de Occidente por retrasar su pérdida de hegemonía mundial. Y si se me apura, Siria no es más que la excusa para atacar a uno de los enemigos principales de Occidente: Rusia. También lo es China, por supuesto, pero con la diferencia de que Rusia es quien con más vehemencia ha decidido plantar cara a todo este hatajo de locos occidentales. Y casi casi lo está haciendo en solitario, lo que tiene más valor aún. Por supuesto que lo hace, también, sabiendo el apoyo chino.

Porque China, que no quería llegar hasta estos extremos, está ahora envuelta en la guerra comercial con EEUU y, por ahora, va ganando. Hoy se ha dado una vuelta de tuerca más y se anuncia que China ha suspendido las revisiones de los acuerdos que tenía con dos compañías estadounidenses para realizar adquisiciones multimillonarias (por valor de 44.000 millones de dólares) de compañías de semiconductores. Al mismo tiempo, está renunciando a comprar bonos del Tesoro de EEUU, lo que debilita, y mucho, a este país. Dos gráficos que lo refuerzan: el primero, de lo que ha pasado con la suspensión de los acuerdos; el de abajo, de cómo están bajando los bonos del Tesoro por la actitud china.

Incluso diría que hay otros dos países que se enfrenan de forma abierta a EEUU. Irán y Corea del Norte.

Lo que ocurra en Siria va a ser determinante para el fin de la hegemonía occidental, si se acelera o se ralentiza un tiempo. Y está poniendo de manifiesto que toda la verborrea de “valores” no es más que eso, verborrea porque pone de relieve que el derecho internacional les importa una mierda si no lo controlan ellos, que la única política exterior que entienden es la de la guerra y la de la sumisión a sus designios: sanciones, amenazas, ataques… Esta es la civilización occidental, estos son los “valores democráticos” que, dicen, son los que hay que asumir y defender.

Esto ha valido con los débiles, pero Rusia no lo es. Occidente está ahora en un dilema, casi mortal. Para el propio Occidente y para el propio mundo.

Y siendo malpensado, que lo soy, creo que tiene mucho que ver con el anuncio de Putin de centrarse en cuestiones internas en este nuevo mandato tras anunciar que Rusia ha superado a Occidente en armas de calidad. Le están diciendo que no, que le van a hacer la vida imposible y que no va a poder centrarse en lo interno.

Porque si pierden en Siria, es decir, o no hay ataque o es puramente “cosmético”, al estilo del anterior de hace un año, no tengo la menor duda que les quedará la baza del Donbás. Buscan la provocación abierta y si no funciona en Siria quieren que sea en el Donbás, donde hay población rusa o pro-rusa y Rusia sí que tendría que intervenir de forma abierta en su defensa. La excusa perfecta para la OTAN.

Alemania acaba de aprobar definitivamente el gasoducto Corriente del Norte II, con lo que la baza ucraniana pierde todo su valor. Ayer, Finlandia dio el permiso para que el gasoducto pase por su territorio, por lo que el camino ya está expedido hacia Alemania. Por eso Alemania ha dicho que no se va a sumar al ataque, si es que le hay, contra Siria. O, a lo mejor, lo que buscan este hatajo de locos es doblegar finalmente a Alemania y que de marcha atrás con ese gasoducto.

El error ruso es pensar que hay algo de cordura en Occidente. Cuando oigo a los rusos hablar de “nuestros socios occidentales” no entiendo qué oscura esperanza guardan todavía, con todo lo que Occidente hace, de que haya algo de cordura aquí. Occidente no tiene socios, tiene súbditos. Ayer también la moribunda UE impuso nuevas sanciones a Irán por no se sabe qué.

Si se impone Rusia y su firme decisión de resistir, eso va a provocar un cambio drástico en todo Oriente Próximo porque significará que Israel ya no puede hacer nada de nada para empujar hacia la guerra. El ataque israelí a Siria, la brillante cortina de humo para todo lo más reciente, ha salido por la culata puesto que Rusia fue quien dijo que había sido el régimen fascista de Tel Aviv quien había atacado y llamó a consultas al embajador en Rusia. Nunca lo había hecho, lo que significa que el hartazgo ruso está a punto de desbordarse y a no volver a pasar una. Si siquiera a un “aliado” como Israel.

Por cierto, Rusia acaba de acusar formalmente a Gran Bretaña de perpetrar todo el engaño.

El Lince

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.