El ministro ruso de Exteriores Serguei Lavrov denunció desde Moscú el papel de un servicio secreto occidental rusófobo en la puesta en escena de los Cascos Blancos sobre el supuesto ataque químico en la Ghouta, región rural a las puertas de Damasco, la capital siria.

Por su parte, el vocero de las fuerzas armadas de la Federación Rusa, Igor Konachenkov, denunció directamente al Reino Unido.

Ambas declaraciones se producen en momentos en que Siria acaba de dar a conocer nuevos testimonios relativos al supuesto incidente químico utilizado por las potencias occidentales para agravar la tensión internacional alrededor de Siria.

Comentario: La agencia de noticias RT ha reportado lo propio agregando algunos detalles:

El objetivo de la provocación consiste en “provocar a EE.UU. para que lance ataques de misiles contra Siria”, ha denunciado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov.

El Ministerio de Defensa ruso dispone de numerosas pruebas de que el 7 de abril tuvo lugar en la ciudad siria de Duma una provocación planificada con el objetivo de confundir a la comunidad internacional, ha afirmado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov, en una rueda de prensa.

“Su verdadero objetivo ahora está claro para todos: provocar a EE.UU. para que lance ataques de misiles contra Siria“, ha subrayado el general mayor Konashenkov.

“Participación directa del Reino Unido”

Al mismo tiempo, el portavoz ha anunciado que el Reino Unido participó directamente en esta acción de propaganda. “El Ministerio de Defensa ruso también tiene en su disposición otras pruebas que demuestran la participación directa del Reino Unido en la organización de esta provocación en Guta Oriental”, ha subrayado Konashénkov.

“Sabemos con certeza que desde el 3 al 6 de abril, los representantes de los denominados Cascos Blancos estuvieron sometidos a una fuerte presión desde Londres para realizar la provocación planeada lo antes posible”, ha dicho Konashénkov. El militar ha precisado que los miembros de esta organización fueron informados de que entre las fechas mencionadas, miembros del grupo Yeish al Islam iban a lanzar ataques de artillería contra Damasco, lo que provocaría una reacción de las tropas gubernamentales, y que los Cascos Blancos tenían que aprovecharla para llevar a cabo su provocación.

“Los habitantes de Guta han contado cómo se realizó la puesta en escena”

“Hemos podido encontrar a los participantes directos del vídeo con las ‘consecuencias’ del supuesto ataque y conversar con ellos”, ha anunciado Konashénkov.

Se trata de dos médicos que trabajan en la sala de urgencias del hospital de la ciudad, que aseguraron que “ninguna de las personas hospitalizadas presentaba síntomas de envenenamiento por sustancias tóxicas”, ha precisado el general mayor.

A continuación, Konashénkov ha presentado una entrevista con estas personas. “Los habitantes de Guta han contado en detalle cómo se realizó la puesta en escena, en qué episodios participaron y qué hacían”, ha comentado el portavoz del ministerio ruso.

Al final de la entrevista, los testigos se han señalado a sí mismos en la grabación. “Quiero hacer hincapié en que no se trata de mensajes impersonales en redes sociales o declaraciones de activistas anónimos“, ha comentado el general mayor Konashénkov. “Vuelvo a subrayar que son personas que fueron participantes directos en estos pseudovideos”, ha reiterado el portavoz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here