Johnson justifica que Londres atacó Siria para salvar a los niños

125
0

El canciller del Reino Unido, Boris Johnson, defendió los bombardeos contra Siria porque, a su juicio, se realizan por ‘los niños’ y ‘la moralidad’, aunque estos ataques, según Damasco, buscan reforzar a los terroristas que atentan contra los más desprotegidos, a los que se refiere el jefe de la Diplomacia británica.

“Hay una razón muy simple por la que fue correcto que el Reino Unido se uniera con sus aliados más cercanos para lanzar ataques contra la maquinaria militar de (presidente de Siria, Bashar) Al-Asad (…) Es por nuestro futuro colectivo, es por el tipo de mundo en que deseamos que nuestros hijos crezcan”, apuntó el canciller del Reino Unido, Boris Johnson, en un artículo publicado el sábado por los medios locales.

Sin presentar pruebas del supuesto uso de armas químicas por el Gobierno sirio contra la ciudad de Duma, en la región de la Guta Oriental, Johnson matizó que estos ataques se realizan “más allá de la diplomacia”, por “los principios”.

Añadió que la “masacre” de la gente en Duma formaba parte del uso de armas de destrucción masiva por Damasco, algo que debe ser contrarrestado, pues, “si no hacemos nada, los demás gobiernos se preguntarán a sí mismos por qué no lo hacemos nosotros”, cuando Damasco “lo ha hecho sin rendir cuentas por ello”.

Es posible que los ataques no lleguen a poner fin al “barbarismo” en Siria, pero mostrarán al mundo que este tipo de “barbarismo” es prohibido y que “merece” ser prohibido, denunció.

Washington, París y Londres atacaron el sábado el suelo sirio por orden del presidente estadounidense, Donald Trump, después de que Washington y varios de sus aliados occidentales amenazaran a Siria con una acción militar, con el pretexto de un supuesto incidente químico en Duma, el pasado sábado 7 de abril.

Haciéndose eco de los diplomáticos estadounidenses, Johnson también justifica esta agresión, defendiendo aparentemente a los menores, mientras los terroristas apoyados por el Occidente son responsables de la muerte de miles de niños.

En abril pasado, al menos 68 niños sirios murieron en un atentado terrorista contra los autobuses que transportaban a los civiles evacuados de Al-Fua y Kafraya, en Idlib (noroeste), y de las localidades de Madaya y Zabadani, situadas en Campiña de Damasco (sur) rumbo a Alepo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.