Rusia impidió que un submarino británico descubierto por la Flota rusa en aguas próximas a las sirias pudiera atacar a Siria con misiles de crucero.

El submarino HMS Astute fue sometido a una “caza del gato y el ratón” por los navíos rusos, que lograron evitar que el submarino atacara Siria con misiles de crucero.

El periódico The Express señala que el submarino formaba parte del plan occidental de ataque y tenía previsto lanzar sus misiles de crucero desde el Mediterráneo Oriental. El artículo señala que un submarino, dos fragatas y un helicóptero antisubmarino ruso interceptaron al submarino británico y le impidieron disparar los misiles.

El submarino utilizó todos los procedimientos para volverse “invisible” y para contrarrestar las medidas de guerra electrónica que pudiera sufrir, pero no logró escapar de los navíos rusos, que le interceptaron cerca de la costa de Siria, añade el diario.

Los barcos rusos bloquearon el paso del submarino hacia un área desde la que iba a lanzar los misiles. El submarino fue perseguido por al menos un submarino ruso clase Kilo, que son extremadamente silenciosos y son llamados “agujeros negros” en los países occidentales.

Al final el submarino británico optó por renunciar al lanzamiento de los misiles y por alejarse de las aguas sirias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.