La mayor parte de la ciudad siria de Raqa está destruida, hay una amenaza permanente para sus residentes por causa de las minas y los servicios urbanos casi no funcionan, comentó este martes el subsecretario general de asuntos humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, durante la sesión abierta del Consejo de Seguridad de la ONU organizada a solicitud de Rusia, informa TASS.

“Raqa fue liberada de militantes de Estado Islámico en octubre, pero las condiciones en la ciudad no son apropiadas para el regreso de los residentes“, destacó Lowcock, al presentar la complejidad de la situación humanitaria existente en el lugar. Allí “quedan artefactos explosivos sin detonar, la infraestructura fue destruida, entre 70 % y 80 % de los edificios están en ruinas” y “la seguridad alimentaria no está garantizada” para casi 95 % de la población, añadió.

La liberación completa de Raqa se dio a conocer el 17 de octubre. La ciudad fue reconquistada por milicias kurdas y las Fuerzas Democráticas Sirias, que contaron con el apoyo desde el aire de una coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Según un informe presentado en Ginebra por la comisión independiente de investigación de violaciones de los derechos humanos en Siria, la coalición liderada por EE.UU. violó el derecho humanitario internacional durante la liberación de la ciudad de Raqa al lanzar ataques aéreos contra una escuela en la región de Al Mansur, donde murieron 150 de las 200 personas presentes al momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.