Cuba necesita a Raúl, el mejor discípulo de Fidel, aportando ideas y propósitos a la causa revolucionaria, orientando y alertando sobre cualquier error o deficiencia.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.