Inicio Artículos Cuba: sociedad que se construye, país que se fortalece

Cuba: sociedad que se construye, país que se fortalece

Si un principio ha primado en Cuba, en materia de desarrollo económico y social, ha sido el de la actualización y la transformación constantes

153
0

Lissy Rodríguez Guerrero

Si un principio ha primado en Cuba, en materia de desarrollo económico y social, ha sido el de la actualización y la transformación constantes. Desde el triunfo de la Revolución hasta la fecha, la nación ha vivido bajo un criminal y genocida bloqueo que ha impactado –sin dejar de reconocer nuestras insuficiencias propias– en la vida de la población cubana, y ha marcado aún más su agenda de prioridades, con énfasis en resguardar los servicios básicos. En consecuencia, varios han sido los estadios de desarrollo, tropiezos y definición de nuevos derroteros, por los que ha transitado la Mayor de las Antillas.

Una nueva etapa marcará la continuidad generacional en la conducción del país este 19 de abril, como punto clave –pero no único, toda vez que la continuidad ha sido un proceso natural en la sociedad cubana– para el inicio de un periodo histórico que deberá enfrentar retos en materia de desarrollo económico, político y social –dimensiones que se complementan e inciden entre sí–, los cuales han sido ampliamente debatidos por los cubanos y cubanas, evidencia de la participación popular en las decisiones políticas de la nación.

Los que se ofrecen a continuación, no son los únicos desafíos que enfrenta Cuba, donde el papel de los jóvenes es medular –como tantas veces nos dijo el líder histórico de la Revolución–; son, eso sí, una breve mirada a los retos de esta tierra de hombres y mujeres indómitos, rebeldes y revolucionarios, que resumen los resultados del análisis del propio pueblo: el obrero, el campesino, el estudiante, el intelectual…, en diversos espacios.

Cuba tiene delineado su camino. Ella, y solo ella, podrá decidir sobre su futuro. Pero debemos concretarlo a partir de la eficiencia, disciplina, control efectivo y compromiso de todos con la Patria.

DIMENSIÓN SOCIAL

– Desarrollo e implementación del tercer perfeccionamiento de la educación; continuar trabajando por elevar la calidad de la educación, la formación docente, la estimulación a los educadores, la vinculación estudio-trabajo, la informatización de la educación. Formar profesionales competentes, comprometidos con la Revolución –de acuerdo con las necesidades del país y cada territorio– que promuevan el pensamiento crítico y creador, en función de la transformación social.

– Formar valores en nuestra sociedad, de justicia social, responsabilidad, honradez, antimperialismo e internacionalismo, amor a la Patria, justicia, humanismo, solidaridad, defensa de los derechos de todos los ciudadanos, y enfrentar toda forma de discriminación y violencia, con un papel fundamental de la labor integrada escuela-familia-comunidad.

– Continuar perfeccionando el sistema de salud y las acciones necesarias en la tercera etapa de su perfeccionamiento, de modo que se logren los objetivos de calidad y satisfacción con los servicios, elevar la salud de la población, al igual que la eficiencia y sostenibilidad del sistema, las condiciones de trabajo y atención al personal de salud.

– Se continúa garantizando el acceso a la cultura y el deporte, potenciando la apreciación artística desde edades tempranas, la promoción de la lectura, el enriquecimiento de la memoria histórica, la defensa de la identidad y la práctica masiva de actividades físicas y recreativas.

Diseñar políticas diferenciadas para la atención específica a grupos vulnerables de la población, en aras de evitar desigualdades sociales incompatibles con nuestro sistema social.

– Garantizar la protección a la población adulta mayor, bajo un análisis integral que promueva su calidad de vida y su inclusión económica y social. Potenciar acciones y mecanismos que estimulen la fecundidad.

– Fortalecer y potenciar políticas públicas encaminadas al desarrollo integral de la juventud cubana, su desempeño y realización personal y profesional.

– Enfrentar y atender de forma diferenciada –con un enfoque de prevención, capacitación y atención a las víctimas– que fenómenos sociales como la trata de personas, el consumo de drogas o la prostitución, no tengan cabida en nuestra sociedad.

– Salvaguardar la defensa y seguridad nacional, garantizar la continuidad y desarrollo de la doctrina de la Guerra de Todo el Pueblo. Garantizar la protección y seguridad ciudadanas, bajo un clima de seguridad y orden interior, enfrentando la corrupción, las diferentes formas delictivas y la actividad enemiga, así como otras conductas antisociales.

– Asegurar la preservación y cuidado del medio ambiente, a partir de la conservación y uso racional de los recursos naturales.

– Promover el desarrollo de la ciencia, la tecnología e innovación, a partir de la estimulación a la investigación científica y la aplicación de sus resultados, con un impacto en el progreso económico y social de la nación.

– Desarrollar las tecnologías de la información, las comunicaciones y la automatización, de modo que contribuyan a una activa participación ciudadana.

DIMENSIÓN ECONÓMICA

– Garantizar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), a partir de alcanzar mayores niveles de productividad y eficiencia en todos los sectores de la economía, de modo que se genere el incremento de la riqueza para su justa distribución, en correspondencia con el trabajo realizado.

– Avanzar en el perfeccionamiento del sistema empresarial, para lograr empresas con mayor autonomía, efectividad y competitividad.

– Incrementar las exportaciones y sustituir importaciones.

– Incrementar y estabilizar la oferta de bienes y servicios a la población y su calidad.

– Garantizar el crecimiento y diversificación del turismo, que dinamice la economía e incremente ingresos y utilidades, a partir de la preparación de los recursos humanos y la relación calidad-precio.

– Desarrollar la industria, priorizando los sectores que dinamizan la economía o contribuyen a su transformación estructural, entre ellos la industria farmacéutica y biotecnológica, como una de las actividades de mayor capacidad exportadora.

– Desarrollar la producción agroindustrial en todas sus ramas, que repercuta en la economía del país, y elevar la oferta y la satisfacción de la población, en cuanto a precios, calidad y estabilidad.

– Lograr la recuperación y conservación del fondo habitacional, así como la construcción de nuevas viviendas, bajo el precepto de que toda la población disponga de condiciones dignas para vivir. Incrementar la eficiencia en las construcciones y desarrollar la industria de materiales para la construcción.

– Consolidar la inversión extranjera en los sectores fundamentales de la economía, como una fuente activa y fundamental de desarrollo y vía de acceso a capitales, tecnologías, mercados y experiencia gerencial.

– Ampliar el trabajo en el sector no estatal, como una alternativa más de empleo.

– Avanzar en la implementación de la política para la unificación monetaria y cambiaria, y garantizar la coherencia de las políticas monetaria, crediticia, de precios, cambiaria y fiscal con el objetivo fundamental de preservar las funciones de dinero de la moneda nacional.

– Transformar la matriz energética con una mayor participación de las fuentes renovables y de los otros recursos energéticos nacionales.

– Desarrollar y sostener la infraestructura hidráulica del país y la necesaria cultura de ahorro.

– Perfeccionar y garantizar la calidad y desarrollo de los servicios asociados al transporte, tanto en la gestión estatal como no estatal.

– Recuperar, preservar, modernizar y ampliar en general la infraestructura, como sustento imprescindible del desarrollo.

DIMENSIÓN POLÍTICA

– Consolidar un sistema de administración pública, ágil, eficaz y eficiente, lo que se debe pasar, entre otros factores, por el perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular y la participación popular en todas las esferas.

– Fortalecer el sistema de control interno y externo, así como el control popular.

– Garantizar una correcta implementación de la política de comunicación social del Estado.

– Promover el desarrollo territorial y comunitario, a partir del fortalecimiento de las capacidades de planificación y gestión, participación de actores sociales y alianzas entre las instancias del Estado.

– Fomentar la integración internacional de Cuba en los procesos económicos mundiales y regionales.

– Incrementar el reclamo por el levantamiento del cerco económico, comercial y financiero.

– Intensificar la lucha por la devolución del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval estadounidense en la provincia de Guantánamo.

FUENTES: Plan nacional de desarrollo económico y social hasta 2030: propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos; Lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución para el periodo 2016-2021  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.