Un compromiso absoluto para resarcir los problemas sufridos por la generación Windrush dio la primera ministra británica Theresa May a los líderes caribeños al cierre de la convención de los países de la Commonwealth. El llamado escándalo de la generación Windrush sigue creando controversia.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.