Nació en Barakaldo, Euskal Herria, y seguro que sabe muy bien (y ha conocido a muchos de ellos) que es un preso político. Sin embargo, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, niega la mayor y considera que en el Estado español no hay presos políticos ni exiliados y afirma que lo que han dicho (en referencia a CCOO y UGT) es que “hay excesos judiciales en la tipificación de algún delito y abuso de prisión preventiva… y no sólo en Cataluña”.

Sordo ha salido al paso tras la polémica que, para algunos medios reaccionarios, supuso la participación de CCOO y UGT en la manifestación de Barcelona de hace hoy justo una semana, en la que, entre otras cosas, se pidió la libertad de los presos políticos catalanes.

El secretario general de uno de los mayores sindicatos de España, más comprometido con sostener al sistema que en trabajar por los intereses de la clase obrera, aseguró no ser tan ingenuo, ya que sabía que el independentismo utilizaría en su beneficio la citada manifestación.

Unai, que se apellida Sordo y se hace el ciego ante la innegable existencia de presas y presos políticos, ha intentado explicar que “Hay personas que recientemente ejercían responsabilidad política que están en prisión preventiva sin juzgar. Y eso me preocupa por ser una situación indeseable”.

Y ha continuado diciendo: “El sindicato no cuestiona las actuaciones judiciales, sabíamos que sería después del 6 y 7 de septiembre y la declaración de independencia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.