Moscú, 23 abr (Sputnik).- Los países que atacaron recientemente a Siria apoyaban a los radicales desde el comienzo de la guerra en el país árabe y no ayudaron a combatirlos, declaró este lunes el presidente sirio, Bashar Asad, durante un encuentro con el viceministro de Exteriores de Irán, Husein Yaber Ansari.

“Los Estados y grupos que ejercen como sus instrumentos en los países de la región habían apoyado a los terroristas desde el primer día de la guerra en Siria, su reciente agresión directa no pudo detener la lucha contra el terrorismo, que continuará hasta que no sean liberadas todas las tierras sirias”, cita las palabras de Asad su servicio de prensa.

Por su parte Ansari aseguró que el ataque de EEUU, Francia y el Reino Unido fue provocado por los éxitos del Ejército sirio y de sus aliados en la lucha contra el terrorismo, así como por el miedo de esos Estados de que esas victorias se multipliquen de la misma forma en otros territorios.

A mediados de abril EEUU, el Reino Unido y Francia atacaron varias instalaciones sirias que supuestamente eran utilizadas en un programa clandestino de armas químicas.

Según el Pentágono, fue una represalia puntual por el presunto empleo de agentes tóxicos en Duma, que tanto Damasco como Moscú calificaron de “montaje”.

El Ministerio de Defensa de Rusia estima que EEUU y sus aliados emplearon en el ataque contra Siria más de un centenar de misiles de crucero, bombas guiadas y misiles aire-tierra, de los cuales la mayor parte fue interceptada por la defensa antiaérea siria, que cuenta con los sistemas rusos S-125, S-200, Buk, Kvadrat, Osá y Strelá.  (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.