La Duma rusa (Cámara Baja del Parlamento ruso) contempla la posibilidad de introducir una prohibición a las importaciones de medicamentos procedentes de Estados Unidos y algunos Estados de la Unión Europea (UE) a Rusia, la cual entraría en vigor este año en curso, según un portal británico.

La introducción de tal prohibición sería en respuesta al último paquete de sanciones impuesto a Rusia por el Gobierno de Estados Unidos, el cual ha colocado en serios aprietos a algunos empresarios rusos, ha informado este miércoles el portal farmacéutico británico The Pharma Letter.

Esta página web realiza estas observaciones basándose en el último documento aprobado por los legislativos rusos, titulado ‘Sobre las medidas para contrarrestar las actividades hostiles de EE.UU. y (u) otros Estados extranjeros’, que fue redactado recientemente en reacción a las “actividades hostiles y poco constructivas, así como a la imposición de sanciones contra Rusia, en general, y contra sus ciudadanos y personas jurídicas, en particular”.

Conforme a la firma rusa de análisis farmacéutico DSM Group, la proporción de medicamentos importados en el mercado ruso en 2017 superó el 70 %, recoge el portal que, haciendo uso de los datos recabados por el Ministerio de Salud de Rusia, indica que las empresas estadounidenses representan el 28 % del mercado en términos de valor y el 8 % del segmento de compras públicas del país euroasiático.

Con estos datos, los analistas creen que las posibles restricciones a la importación de medicamentos al mercado ruso afectarán negativamente al negocio farmacéutico de Estados Unidos.

De acuerdo con algunas fuentes cercanas a la Duma estatal rusa, todavía los parlamentarios están evaluando cómo proceder y tomar una decisión final respecto a la prohibición propuesta, ha citado The Pharma Letter, para añadir, además, que existe la posibilidad de que las medidas punitivas afecten solo a aquellos medicamentos originales de EE.UU. para los que se producen genéricos en Rusia.

El pasado 6 de abril, las autoridades estadounidenses anunciaron la imposición de nuevas sanciones contra 38 individuos y entidades rusas, entre ellas la exportadora de armas Rosoboronexport, el gigante del aluminio Rusal, los conglomerados industriales Russian Machines, Basic Element y la empresa automotriz GAZ.

Desde que en 2014 comenzara la crisis en Ucrania, los países europeos, junto a EE.UU., acusaron a Rusia de interferir en los asuntos internos de Kiev y, tras la anexión de Crimea por la Federación Rusa, un proceso apoyado por un referéndum celebrado en dicha región pero sin el reconocimiento internacional, impusieron férreas sanciones contra Moscú.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.