Inicio Artículos Lo que los imperialistas ofrecen a Putin para que traicione a Bashar...

Lo que los imperialistas ofrecen a Putin para que traicione a Bashar Al-Assad

228
0

Las principales capitales occidentales mantienen en estos momentos negociaciones secretas con Moscú para que Putin abandone a Bashar Al-Assad, según el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (*).

Las conversaciones comenzaron tras los bombardeos aéreos del 14 de abril sobre Siria, aunque Merkel ya había iniciado los contactos por adelantado.

Los occidentales han realizado tres ofertas a los rusos. La primera es la de garantizar la seguridad de las dos bases militares rusas en Tartus y Latakia. Los imperialistas creen que estas dos bases tienen una importancia estratégica para el ejército ruso, ya que le dan acceso al Mediterráneo.

La segunda propuesta es una financiación inmediata de la reconstrucción de Siria, de la que los rusos podrían beneficiarse en gran medida. Los occidentales han asegurado a sus interlocutores rusos que las potencias occidentales, así como las monarquías del Golfo, ya están dispuestas a inyectar miles de millones de dólares en este gigantesco proyecto si aceptan renunciar a su apoyo al gobierno de Damasco. Basándose en las necesidades actuales de la economía rusa, que lucharía por encontrar salidas fuera de las fronteras, los emisarios occidentales quieren atraer a los rusos ofreciéndoles, también allí, garantías sobre su parte del pastel.

La tercera propuesta parece la más sustanciosa: las potencias occidentales se comprometen a reconocer a Rusia como una superpotencia mundial y a tratarla como tal a todos los niveles, con todo lo que ello implica en términos de eliminación de las sanciones que Washington y la Unión Europea han impuesto.

Las fuentes diplomáticas citadas por el diario alemán creen que la oferta de los imperialistas no es una “rendición”, sino la admisión de un fracaso impuesto por la falta de alternativas para poner fin a la guerra siria. La socialdemocracia alemana lo explica así: la negociación con Rusia no es una opción sino una necesidad.

Hasta aquí llega la información del Frankfurter Allgemeine Zeitung, respecto de la cual hemos de decir que es la consagración del fracaso que todo el mundo conoce y admite, salvo los propios vencidos, que no lo pueden hacer porque son fuerzas hegemónicas. “Nos guste o no, no hay manera de solucionar el conflicto de Siria sin Rusia”, añadió el lunes Heiko Maas, el ministro alemán de Asuntos Exteriores

La oferta deja claro que los imperialistas tratan a Moscú de la única manera que saben: como tales imperialistas. De ahí que ofrezcan a Rusia (pero no a Siria) una parte del “pastel”. Necesitan aclararles que si lo que quieren es eso, en Siria hay un “pastel” muy grande, del que se podían llevar un pedazo. Se trata de los 500.000 cadáveres, según el diario alemán, muchos de los cuales están aún sin enterrar.

Es imposible que Rusia acepte una propuesta que no les concede nada que no tengan y se hayan ganado. Rusia ya es una gran potencia mundial y todo los intentos de los imperalistas por omitir ese dato están condenados al ridículo.

Rusia ya tenía una base naval en Tartus desde los tiempos soviéticos y ahora tiene otra más, aérea, en Hmeimim que los imperialistas no tienen que garantizar porque está protegida por Siria y por la propia Rusia.

Los imperialistas y los sátrapas del Golfo tienen que pagar los cuantiosos daños causados por la guerra porque ellos los han causado. Aquí tampoco hay ninguna oferta interesante, ni siquiera como “salida” a los problemas del capitalismo ruso, que son de otro orden.

No es necesario acabar diciendo que, al más puro estilo mafioso, los imperialistas quieren llevar a Putin por el camino de la traición a su aliado Bashar Al-Assad, lo que complementa su conocido estilo diplomático.

(*) http://www.faz.net/aktuell/politik/ausland/angela-merkel-und-wladimir-putin-sprechen-ueber-lage-und-entwicklungen-in-syrien-15553725.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.