Rusia demuestra ante OPAQ que el ataque en Siria fue un ‘montaje’

200
0

Rusia y Siria han demostrado este jueves en una reunión informativa para los representantes permanentes ante la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), en la sede de la organización en La Haya, que el supuesto ataque químico en la ciudad siria de Duma, se trata de un ‘montaje’.

A la conferencia de prensa han traído ciudadanos sirios, que según afirman fueron filmados en una serie de “vídeos escenificados” que circularon en las redes sociales tras el “ataque químico” en Duma denunciado por la onegé Cascos Blancos y que sirvió de argumento a EE.UU. y sus aliados para atacar a Siria, sin presentar prueba alguna.

Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, los países que atacaron Siria el pasado 14 de abril no se han presentado a la sesión informativa, que se titula: “Presentación del representante del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa con los participantes directos del vídeo falso producido por los Cascos Blancos el 7 de abril de 2018, en el Hospital de Duma”. Incluso un niño que reveló en una entrevista ‘la verdad’ sobre la grabación, Hasan Diab (11 años), ha participado junto a su padre.

A pesar de las acusaciones de EE.UU. y otros países occidentales, Siria y Rusia aseguran que no se utilizaron armas químicas contra Duma, en Guta Oriental.

El embajador ruso ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Alexander Shulgin, ha declarado que la idea de que el Gobierno sirio haya usado armas químicas contra su propio pueblo forma parte de un “malévolo plan” diseñado por los enemigos de Siria.

Denuncia que Washignton, Londres y París ni siquiera esperaron a obtener el permiso de la Organización de las Naciones Unidos (ONU) o presentar pruebas del supuesto ataque para lanzar una ofensiva contra el país árabe, por lo que despreciaron el derecho internacional.

Shulgin también acusa a estos tres países de utilizar una “gran máquina de propaganda” con los vídeo falsos de los supuestos ataques y asegura poder demostrar que la grabación de los Cascos Blancos –financiados por gobiernos occidentales y acusados de tener vínculos con los terroristas– es una escenificación y aunque los tres países ausentes “temen” mirar a los ojos del niño presente en la reunión, “la verdad se sabrá”.

Un hombre que dice ser ayudante de laboratorio en el hospital de Duma, ha declarado que la noche del presunto ataque químico la gente gritaba “armas químicas” y echaban agua sobre las personas pero no se podía oler nada que indicara que había sustancias químicas en el ambiente. Enfermeros, cirujanos, enfermos y otra gente presente en el vídeo, 17 en total, ha presentado similares testimonios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.