Dirigentes de primera fila de la Unión Europea (UE), en la última cumbre del Consejo Europeo en Bruselas (capital belga), 22 de marzo de 2018.

Los jefes de Estado y de Gobierno de Francia, Alemania y el Reino Unido han hecho un llamamiento a cerrar filas dentro de la Unión Europea (UE) para hacer frente a la posible imposición de aranceles a la exportación a Estados Unidos de acero y aluminio desde el bloque.

“La UE debe estar preparada para reaccionar, si fuere necesario, con eficacia y celeridad”, señala un comunicado emitido este domingo por el Palacio del Elíseo (sede presidencial francesa) tras conversaciones telefónicas mantenidas entre el presidente galo, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Angela Merkel, y la primera ministra británica, Theresa May.

Esa postura, de acuerdo con la nota de París, es compartida por los tres jefes de Ejecutivo, que discutieron en sus diálogos el efecto que pueden tener en la economía de la UE las medidas proteccionistas del presidente de EE.UU., Donald Trump, así como sus planes para dar la espalda al acuerdo internacional sobre el programa de energía nuclear de Irán.

Macron, Merkel y May manifestaron en las llamadas su esperanza, según el Elíseo, de que la Administración del mandatario estadounidense reconsidere estos planes, que a juicio de los tres son “contrarios a los intereses transatlánticos”.

Trump anunció los referidos impuestos el mes pasado, arguyendo que las importaciones de bajo costo debilitan a productores locales fundamentales para realizar un eventual esfuerzo de guerra. Algunos países cercanos a Washington quedaron exentos de manera temporal, además de la UE, Australia, Canadá, México y Argentina, entre otros.

Las exenciones prescriben mañana martes 1 de mayo, sin que esté claro si se prorrogarán, aunque fuentes próximas a Trump han insinuado que el mandatario podría hacer algunas concesiones a los países de la UE, dado que el objetivo de fondo de su política arancelaria es contrarrestar la superproducción de China.

Ante la incertidumbre, sin embargo —que se suma además al choque en torno al irrespeto por Washington del acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés)—, los Estados de la UE han advertido de que actuarán con reciprocidad si Washington impone aranceles al acero y aluminio europeos.

Macron y Merkel visitaron Estados Unidos la semana pasada en este contexto de fricciones transatlánticas, pero pese a ceder ambos posiciones a Washington respecto al acuerdo multilateral con Irán no lograron recibir de Trump garantía alguna, ni de que la Casa Blanca respetará sus compromisos ni de que los europeos seguirán exentos de impuestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.