El embajador de Rusia en el Reino Unido, Alexander Yakovenko, en una rueda de prensa en Londres (capital británica), 20 de abril de 2018.

La embajada de la Federación Rusa en el Reino Unido ha emitido un comunicado para levantar la voz de alarma sobre los casi dos meses transcurridos desde el envenenamiento del ex agente doble ruso Serguéi Skripal, sin que el consulado haya podido aún atender sus posibles necesidades.

“El 4 de mayo serán dos meses desde el envenenamiento de Serguéi y Yulia Skripal; Rusia sigue sin acceso a sus ciudadanos o no sabe nada de ellos, lo que representa una violación grave del derecho internacional”, señala la nota, citada este domingo por la agencia gubernamental rusa Sputnik.

La legación rusa ha denunciado la ausencia de los dos naturales rusos —de los que el exespía está nacionalizado también británico, tras ser reclutado en los años 90 por el servicio de inteligencia MI6— 9 días después de asimilar el embajador, Alexander Yakovenko, la situación de los Skripal a un “secuestro” a manos de las autoridades británicas.

Padre e hija fueron hallados inconscientes a principios de marzo en el centro de la ciudad de Salisbury, en el sur del Reino Unido, desencadenando una grave crisis diplomática internacional al acusar Londres de inmediato al Gobierno ruso de haber envenenado a los Skripal con una letal sustancia tóxica militar de diseño soviético.

Tras la expulsión de 153 diplomáticos rusos del Reino Unido y hasta 28 países más, además de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), y de recuperar la salud Yulia y empezar a mejorar su padre, medios británicos publicaron que la inteligencia de Londres estaba barajando “dar una nueva identidad” a ambos.

El plan, coordinado con la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por su acrónimo en inglés), incluiría un posible traslado a Estados Unidos, Canadá Australia o Nueva Zelanda, países que conforman con Londres la alianza de servicios de espionaje de los Cinco Ojos.

El embajador ruso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia, protestó de inmediato por las intenciones de Washington y Londres, como un intento de quitar a los funcionarios de su país de forma definitiva la posibilidad de ver a “los testigos clave de lo ocurrido”.

El asunto ha sido comentado también en Moscú por la portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, María Zajarova, que ha dicho este mismo domingo al canal Rusia 1 que, “sin duda, el Comité de Investigaciones de Rusia, la embajada rusa en el Reino Unido y la Cancillería rusa les van a alegrar con noticias desde el frente, tenemos qué contar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.