Inicio Mundo Entre el paso adelante, los dos atrás y la cautela

Entre el paso adelante, los dos atrás y la cautela

174
0

Estamos en lo que dijo Lenin hace cien años: un paso adelante, dos atrás. Es la postura de Rusia. Habla, avanza, pero luego se contenta y da dos pasos atrás. Es lo que está sucediendo en Siria, en Armenia, en la ONU, en Ucrania y en la propia Rusia. Si no fue humillada en el primer ataque de EEUU, Gran Bretaña y Francia lo ha sido ahora con este último. Si en las protestas en Armenia no había surgido ninguna mención a Rusia, ahora ya se está hablando abiertamente de que hay que “revisar” el papel de Armenia en la Unión Económica Euroasiática. El enviado especial de la ONU para Siria acaba de decir que el formato de Astaná ya no sirve y que hay que reemplazarlo por “otros lugares más amplios”, en línea con lo que vienen manteniendo EEUU y Francia, sobre todo. Ucrania ha sido el país invitado en la última reunión del G-7, al tiempo que el Pentágono ha reconocido de forma oficial que se va a suministrar misiles anti tanque de última generación a los neonazis.Y por si todo ello fuese poco, el Kremlin ha dado orden expresa de que en la manifestación del 9 de mayo, con la que se conmemora la victoria sobre el fascismo, no haya carteles ni retratos de Stalin. O sea, el muñidor, guste o no, de la victoria sobre el fascismo desaparece de la Historia. Espero y deseo que los rusos den una bofetada al Kremlin y que haya esos retratos.

Todo éxitos, como veis. Genial. He dicho, y repito, que Rusia no quiere de ninguna manera la guerra, que pesan mucho los 31 millones de muertos y que hará todo lo posible por evitarla. Pero ahora está haciendo el ridículo. Tal vez porque está aplicando el viejo aforismo de que cuando no se sabe qué decir lo mejor es callarse no hay ni una mención, ni una significativa, al reciente ataque sobre Siria en los medios rusos, ni oficiales ni no oficiales. Les ha pillado por sorpresa totalmente. Tal vez mañana se diga algo, tal vez no y siga el silencio.

Dado que yo soy muy amigo de meterme en charcos, voy a hacer mi propia apreciación: lo que se está buscando es una excusa para que Irán responda y haya una justificación, digamos legal, para no renovar el acuerdo nuclear por parte de EEUU. Y dado que hablo de legalidades, voy a proporcionar un salvavidas a los furibundos defensores de Rusia, desde luego más con el corazón que con la cabeza, que escriben por aquí: Rusia e Irán están en Siria a requerimiento del gobierno sirio. Por lo tanto a quien compete cualquier respuesta por este y otros ataques, pasados, presentes o futuros -que los habrá- no es a estos dos países, sino a la propia Siria por violación reiterada de su territorio.

Así que, amigos y amigas de Rusia, aquí tenéis un asidero para que podáis respirar ante lo que esta pasando. Rusia no tiene que hacer nada, ni actuar de ninguna manera porque no ha sido atacado ninguno de sus intereses. A quien compete la respuesta es a Siria y está claro que no la va a dar y menos en una situación geopolítica tan volátil.

Sabéis que juego al ajedrez, por lo que tengo todo el tablero en la cabeza y no solo una casilla. Eso significa que veo cómo se mueven las piezas y hacia dónde se pueden encaminar los movimientos, tanto de ataque como de defensa. EEUU quiere poner fin al acuerdo nuclear con Irán y ni el pequeño Bonaparte francés, Macron, ni la moribunda alemana Merkel han podido convencer a Trump de lo contrario. Por si acaso tuviese alguna duda, ahí está siempre Israel para recordar quién es el malo malísimo. Y hoy habrá representación teatral de ello.

Junto con eso, está el intento de eliminar a las milicias iraníes que apoyan al gobierno sirio, dentro o fuera de la estructura de los Guardianes Islámicos. Todo lo que está pasando tiene este eje argumental. Y ese algo es mucho más gordo de lo que pensamos y ante lo que Rusia mantiene no tanto la cautela, que también, sino casi la respiración. Porque, guste o no, ahora mismo Rusia está a la defensiva en casi todo.

En Armenia no hay todavía un sentimiento anti-ruso, pero los “líderes de la oposición” ya están hablando de que el tratado de la UEE no beneficia a Armenia y que hay que revisarlo. Rusia está obligada a ceder si no quiere que la OTAN se meta de cabeza en su flanco sur.

Steffan de Mistura, el enviado especial de la ONU para Siria, acaba de decir (28 de abril) que “el proceso de Astaná ha llegado a su límite” y que “debe ser reemplazado por otros lugares con una representación más amplia”. Y mira tú, aquí sí que hay reacción de Rusia porque el día 20 de abril dijo algo totalmente diferente en Moscú alabando el proceso de Astaná. ¿Qué ha pasado en esta semana? Pues con toda seguridad, la reunión de Suecia en la que se puso a caldo a Rusia y cuando hay preparada otra reunión de Astaná para el 14 de mayo. ¿Y qué representación más amplia es la que tiene en mente este sujeto? Pues aunque no lo menciona expresamente, sí da a entender que la que defiende “la comunidad internacional”, o sea, Occidente, o sea, EEUU y Francia y en la que se añaden a estos dos Jordania y Arabia Saudita. Lo más granado y democrático de la “comunidad internacional”.

Y el tema de Ucrania. Que el G-7, aunque ya no sea nada del otro mundo, haya invitado a los neonazis (el único país invitado a la última reunión) pone de manifiesto que si los neonazis lanzan una guerra de agresión contra el Donbás contarán con el apoyo occidental frente a la “invasión rusa”. ¿Y por qué se ha invitado a los neonazis ucranianos a esta reunión? Pues porque para este mes de mayo está previsto que se inaugure el macro puente que se ha construido para unir la Rusia continental con Crimea, con lo que este enclave dejará de estar aislado y podrá integrarse de pleno en la economía rusa.

Y para colmo, que siempre hay un colmo, el Kremlin debe andar temiendo el avance del Partido Comunista en las elecciones del próximo septiembre y ha tenido la brillante ocurrencia de prohibir los retratos, carteles y pancartas relativas a Stalin en la manifestación del 9 de mayo con la que se conmemora la victoria sobre el fascismo. Como es lógico, porque eso chirría mucho, la justificación oficial es que solo se pueden portar retratos de “familiares directos” en las marchas del Regimiento Inmortal.

Pues nada, que a lo que parece Rusia si no está dando un paso adelante y dos atrás debe ir haciendo eses como los borrachos. No se plantó cuando pudo y debió hacerlo y ahora va dando tumbos. Esperemos, por su bien y por el nuestro, que pronto retome el rumbo.

El Lince

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.