Al menos 25 civiles sirios murieron el lunes en el poblado de Fadel, ubicado en el campo sur de la nororiental provincia de Hassakeh, como consecuencia de ataques de aviones de guerra de la Coalición Internacional, liderada por EEUU.

Según fuentes civiles, la acción militar de los países occidentales también dejó saldo de varios heridos, muchos de ellos en estado grave, y causó daños en viviendas y propiedades de los pobladores.

Con anterioridad, tanto en la Gobernación de Hassakeh, la ciudad de Raqqa y en Deir Ezzor, la aviación de Washington y sus aliados mataron a cientos de civiles de esas demarcaciones, lo cual fue condenado por el gobierno sirio.

De acuerdo con organizaciones humanitarias, en febrero último bombardeos de la llamada Coalición Internacional mataron a 129 civiles en la provincia de Deir Ezzor, de las cuales 83 eran mujeres y niños.

La organización de periodistas independientes Airwars -con sede en el Reino Unido- precisó recientemente que en 2017 Estados Unidos y sus aliados masacraron con su aviación a más de seis mil civiles en territorios de Siria e Iraq.

El gobierno de Damasco considera ilegal la presencia en este país desde 2014 de las fuerzas de la Coalición, controladas por el Pentágono.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.