El Ejército de EEUU está más profundamente involucrado en la guerra saudí en Yemen de lo que han admitido los responsables estadounidenses. De hecho, nuevas evidencias sugieren que el Pentágono mintió al Congreso durante el debate de marzo sobre la participación de EEUU en el conflicto al afirmar que el papel del país se limitaba al asesoramiento y el reabastecimiento en vuelo de los aviones de combate saudíes.

El New York Times informó el jueves que, en realidad, hay un pequeño número de fuerzas especiales de EEUU sobre el terreno en la frontera saudí con Yemen. Esas tropas no solo han estado en tierra desde finales de 2017, sino que están allí en una misión para ayudar al régimen saudí a combatir al Ejército yemení y al movimiento Ansarulá.

No hubo debate público con respecto a este despliegue. De hecho, el Pentágono parece haber hecho todo lo posible para no informar al público estadounidense o al Congreso sobre la presencia de Boinas Verdes en la frontera entre Yemen y Arabia Saudí. Los Boinas Verdes están destinados a ayudar a los saudíes a “localizar y destruir” los misiles yemeníes, que son lanzados contra el reino wahabí.

Esto ha estado ocurriendo a pesar de que la Administración Trump le dijo al Congreso que la implicación de EEUU en Yemen era puramente “no combatiente” y, a pesar de que el Pentágono repetía que la única participación del país en la nación árabe era logística y el apoyo a la guerra aérea saudí, que ha causado unas 10.000 víctimas civiles.

El senador Tim Kaine (Demócrata por Virginia) dijo que el Pentágono estaba “borrando deliberadamente las líneas entre las misiones de entrenamiento y equipamiento y las de combate”. El New York Times no deja claro si las tropas estadounidenses cruzaron a Yemen, pero dado que su misión era para atacar sitios yemeníes parece seguro que así ha sido.

El senador Bernie Sanders expresó su “profunda preocupación” por el papel de EEUU en Yemen y dijo que “la administración Trump ha involucrado más a EEUU en la guerra”.

“Debemos evitar que EEUU sea arrastrado a otra guerra interminable”, dijo en Twitter.

El comandante del Centcom, Joseph Votel, dijo, durante un debate de marzo, que tenía autorización para “ayudar a los saudíes a defender su frontera”. En ese momento, sin embargo, le dijo al Senado que esto se estaba haciendo puramente mediante el intercambio de inteligencia y “consejos militares”. Claramente, ahora se ha involucrado a tropas físicas estadounidenses en el conflicto en la frontera.

Queda por ver cuáles serán las consecuencias del engaño del Pentágono a nivel nacional. Por lo menos, parece que esto podría proporcionar un nuevo argumento a los congresistas opuestos a la participación estadounidense en el conflicto para pedir una votación sobre el fin de la participación de EEUU en la Guerra de Yemen, ya que el Congreso carecía de toda la información que necesitaba para tener una votación en marzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here