El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la premier británica, Theresa May, en la base militar estonia de Tapa, 29 de septiembre de 2017.

El Reino Unido anuncia su apoyo a la iniciativa lanzada en septiembre por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, de crear una “fuerza común de intervención europea”, a fin de mantener unos vínculos reforzados con la Unión Europea (UE) tras el Brexit.

“Sin duda ayudará a lograr lo que buscamos, que es una asociación profunda y especial con nuestros colegas europeos en materia de defensa y seguridad”, ha declarado este sábado a AFP el número dos del Ministerio de Defensa británico, Frederick Curzon, a su llegada a una reunión informal de responsables de Defensa de la UE en Sofía (capital búlgara).

La Iniciativa de Intervención Europea (EII, por sus siglas en inglés), como se conoce el proyecto, se mantendría separado de otras formas de colaboración militar de los miembros de la UE, lo que puede hacer posible una participación del Reino Unido aun después de su salida del bloque.

Curzon ha añadido en sus declaraciones a la agencia francesa de noticias que estaba deseoso de reunirse con sus contrapartes de Francia para “trabajar las ideas que han formulado, en aras de un sistema de seguridad y defensa más eficiente e integrado en Europa”.

La EII no forma parte sin embargo hasta ahora de la Cooperación Estructurada Permanente (Pesco, por su acrónimo en inglés), a la que estaba dedicada la reunión de Sofía. La Pesco se acordó en noviembre pasado y en ella participan 25 Estados de la UE, sin que esté claro por ahora si Londres podrá participar tras abandonar la UE.

Con todo, la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, ha aprovechado el encuentro para explicar sus planes a sus homólogos, y ha asegurado a la máxima responsable diplomática de la UE, Federica Mogherini, que la EII —que busca integrar a un pequeño número de países para facilitar la toma de decisiones― no competirá con la Pesco.

La idea de Macron ha suscitado reservas en el bloque europeo y, más aun, inquietudes en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), por temer Washington que el proyecto reste a la Alianza parte de los recursos dedicados a la defensa por los países implicados.

Hasta el momento, según la AFP, han manifestado su apoyo a la EII nueve países: Alemania, el Reino Unido, Italia, España, Portugal, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca y Estonia. Según Parly, en junio se organizará una reunión de responsables de estos Estados para oficializar el plan.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.