El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, dice estar preocupado por los vínculos transatlánticos entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, aduciendo para ello el nuevo enfoque de la Administración estadounidense de no creer ya en la idea de una comunidad global.

“El desarrollo de las relaciones transatlánticas es motivo de una auténtica inquietud”, ha dicho este domingo el presidente germano en una entrevista con la emisora ​​de radio alemana ARD.

De este modo, Steinmeier ha manifestado su preocupación sobre un “cambio sustancial” en las relaciones transatlánticas, en medio de las tensiones europeas con el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre el comercio mundial, la defensa y el acuerdo nuclear con Irán.

A su juicio, Washington ya no considera el bloque regional como una parte de la comunidad de valores dentro de la que todos se interactúan.

El presidente alemán ha expresado, asimismo, su apoyo al pacto nuclear suscrito entre Irán y el Grupo 5+1, integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, en 2015, para luego advertir de consecuencias inimaginables en el caso de que Washington abandone el acuerdo multilateral con Teherán.

Steinmeier ha destacado que tanto la canciller alemana, Ángela Merkel, como el presidente francés, Emmanuel Macron, hicieron lo correcto al señalar a Trump algunos intereses en común de los europeos, añadiendo que no solo en el comercio, sino también en relación con el convenio nuclear conocido oficialmente como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), durante sus recientes visitas a Washington.

El también exministro alemán de Asuntos Exteriores ha recordado que el ex secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, cuando firmó el pacto, había declarado que con este convenio se ha evitado que se cimiente las bases de un nuevo conflicto en el mundo.

Estas observaciones van en relación con las nuevas políticas del inquilino de la Casa Blanca, que pretende aplicar aranceles a las importaciones de acero y aluminio mientras hasta ahora Washington eximía a la UE y a otros aliados.

El político germano hace alusión también a la intimidación de Trump, quien amenazó en enero al Reino Unido, Francia y Alemania con retirarse del convenio nuclear, si estos tres países no negociaban con los estadounidenses su modificación.

En la revisión exigida, Washington pretende incluir cambios sustanciales en el referido acuerdo e imponer restricciones al programa de misiles balísticos iraníes, unas pretensiones que los demás aliados de la Casa Blanca, junto a Rusia y China rechazan por completo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.