El presidente de Siria, Bashar al-Asad, precisa que EE.UU., Francia y el Reino Unido junto con Arabia Saudí, Catar y Turquía son responsables de la crisis en Siria por su apoyo al terrorismo y describe las acusaciones sobre el uso de armas químicas como una farsa para atacar el Ejército del país.

En una entrevista concedida al periódico griego Kathimerini, Al-Asad ha dicho que Damasco está luchando contra los terroristas que son apoyados por EE.UU., Turquía y Arabia Saudí, y ha hecho hincapié en que estos países occidentales y regionales son responsables del derramamiento de sangre del pueblo sirio.

“Parte de Occidente, principalmente Francia, el Reino Unido y Estados Unidos, y también Arabia Saudí, Catar y Turquía son responsables de esta parte. No es suficiente decir que hay sangre; este es un término muy general. Por supuesto que hay sangre; es una guerra, pero ¿quién es responsable? Aquellos que son responsables deben rendir cuentas”, ha afirmado.

Conforme al mandatario sirio, cualquier agresor y cualquier ejército, ya sea turco, francés o quien sea, se considera como enemigo. Asimismo ha sostenido que todos los que apoyan a los terroristas en el territorio sirio “obedecen a un maestro, el maestro estadounidense”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.