Gobierno británico ignora a creciente indigencia en Reino Unido

109
0

Indigentes recibieron apoyo y comida en la localidad de Windsor, residencia oficial de la reina Isabel II, mientras se realizaba la boda real. Esto a pesar del plan inicial del concejal conservador de la ciudad que ordenó el desalojo de los indigentes por temor a dar una imagen desfavorable de la zona.

Miles de británicos mantienen una lucha civil contra un gobierno que pretende ignorar el creciente problema de la indigencia en Reino Unido.

Según la organización no gubernamental Crisis UK, el Gobierno británico estimó que en 2017 casi 5 mil personas dormían en las calles, cifra 15 % mayor al año anterior y más del doble de la de 2010. Para muchos la raíz del problema es falta de voluntad gubernamental.

De hecho en los preparativos de la boda real, el concejal de Windsor ordenó desalojar a todos los indigentes de la localidad por temor a dar una imagen triste. Pero, su propuesta se enfrentó al rechazo de políticos y civiles que se organizaron para evitar esta limpieza social. Una de las organizaciones presentes fue ‘Apoyo al indigente Sussex’.

En la noche del viernes, por ejemplo, alrededor de 30 personas acudieron a estos grupos de apoyo al indigente en Windsor para obtener una cama limpia y comida.

La labor de activistas y grupos de apoyo logró hacer la diferencia en Windsor y a pesar del propósito inicial del Gobierno local, los indigentes no fueron desalojados de las proximidades del castillo ni del recorrido de la pareja real.

Sin embargo, muchos fueron afectados con la prohibición de usar sus tiendas de campaña a pesar de que centenares de turistas acamparon aquí en espera del evento real. Lo cierto es que,  visible o no la indigencia es un problema creciente en el Reino Unido.

Kevin, por ejemplo, tiene 12 años viviendo en las calles de Windsor, pero el brillo de la boda sólo lo dejó temporalmente sin sus pertenencias.

Aunque la conversación fue amigable con la policía y personal de seguridad, Kevin no logró localizar sus posesiones y decidió resignarse a esperar que la multitud, atraída por la boda real, se disipara para volver a su rutina la cual lo mantiene desde hace más de una década fuera de la red nacional de seguridad social.

Claudia Navarro, Londres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.